Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la pinza al frente de izquierdas

Anguita, antiguo coordinador de IU, reaparece para apoyar al candidato autonómico en la campaña andaluza

Julio Anguita en el mitin central de IU en Malaga. Ampliar foto
Julio Anguita en el mitin central de IU en Malaga.

Y 15 años después, Julio Anguita, el veterano líder de Izquierda Unida, reapareció en la campaña de unas elecciones andaluzas. Lo hizo ayer en Málaga, en un acto en el que intentó apuntalar las expectativas electorales de Izquierda Unida, acosada por el avance de Podemos, la formación de Pablo Iglesias. Anguita, el líder que intentó dar el sorpasso, que soñó con rebasar al PSOE y hacer de IU el partido hegemónico en la izquierda, acudió al rescate de la formación que lideró y con la que ha sido muy crítico durante los tres años que ha gobernado con el PSOE en la Junta de Andalucía.

Anguita reclamó en Málaga la formación de “un contrapoder” de izquierdas a partir del 22 de marzo. “Esto no lo cambia una fuerza política sola. (...) Apoyo una IU que se dirija a las demás formaciones políticas. Hoy pedimos cada uno el voto, pero esto pasa. Después de las elecciones, hay que tender la mano”, dijo ante una audiencia enfervorizada que desbordó los 1.000 asientos de aforo del Palacio de Congresos. Lo dijo abiertamente. Se estaba refiriendo a Equo, los movimientos antidesahucios, ATTAC (movimiento que impulsa una tasa a las transacciones financieras) y Podemos, el partido que le está haciendo un agujero electoral en toda España a IU.

El veterano político es partidario de la convergencia de fuerzas progresistas

Con 73 años y a cinco días del final de las elecciones en Andalucía, Anguita se volcó con el candidato autonómico de IU, Antonio Maíllo, que lucha por mantener precisamente su espacio electoral ante el partido de Pablo Iglesias. IU tenía en la anterior legislatura 12 escaños y aunque todas las encuestas le dan un bajón, es previsible que no habrá ningún desplome. De hecho, en los últimos días, en la organización andaluza circula cierto optimismo y se considera que puede volver a ser decisiva en el mapa electoral andaluz tras el 22-M. También se piensa que la candidata andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, no va a lograr irrumpir con tanta fuerza como prevén los sondeos y que a medida que la campaña ha avanzado su empuje se ha ido desinflando.

En cualquier caso, Anguita, el dirigente político que a mediados de los noventa del siglo pasado hizo la famosa pinza con el PP de José María Aznar para poner en apuros a los gobiernos del socialista Felipe González, aboga por una convergencia clara de la izquierda. Un debate que tiene abierta en canal la organización en Madrid. Un debate que, en realidad, está abierto en toda España en esta organización. Las posiciones son claras. Por un lado, los partidarios de converger con Podemos, el partido que sí tiene al alcance de la mano el sorpasso, según se desprende de las encuestas. Y por otro, quienes son partidarios de mantener las señas de identidad de la federación.

Para el acuerdo propone un salario mínimo de mil euros y banca pública

Y, a tenor de lo que dijo ayer, Anguita es partidario de una convergencia de todas las fuerzas progresistas. Una convergencia en la que, por supuesto, excluye al PSOE, una formación a la que nunca ha considerado de izquierdas.

En el acto, Anguita pidió “osadía” a las fuerzas de izquierda para abordar el diálogo. El excoordinador cree que los resultados en las elecciones europeas de Izquierda Plural (seis diputados), Podemos (cinco) y Primavera Europea (uno) obligan a todas estas formaciones a acordar un programa de mínimos asumibles para así tener un punto en común que facilite acuerdos poselectorales. Por ejemplo: un salario mínimo de 1.000 euros; una banca pública, y nacionalización de los sectores clave de la economía. Luego vendría el siguiente paso: formar un frente de fuerzas de izquierda.

En los últimos años, la presencia pública de Anguita ha sido mínima. Pero sí ha alabado a la organización de Pablo Iglesias y ha fundado Frente Cívico. Somos Mayoría para propulsar un movimiento de unidad en la izquierda.

Anguita, que es un referente para Podemos, sigue pidiendo en cualquier caso el voto para IU, como demostró ayer en Málaga. “¡La época de la Transición murió! Eso de la unidad de la izquierda ya no es hablar con el PSOE. No podemos criticar el bipartidismo y negociar luego con ellos. No. Los nuestros son otros”, dijo, y el público se puso a gritar: “Aquí está, la izquierda de verdad”.

“Yo no me siento incómodo. Somos partidarios de una convergencia que va más allá de Podemos”, explicó, sobre las propuestas de Anguita, Alberto Garzón.

Más información