Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La DGT desplazará todos los radares móviles a las carreteras secundarias

Los dispositivos de control de velocidad serán visibles para los conductores

María Seguí, durante su comparecencia el miércoles en el Congreso. Ampliar foto
María Seguí, durante su comparecencia el miércoles en el Congreso. EFE

Punto y aparte en el control de la velocidad. La DGT ha diseñado un nuevo plan de vigilancia de las vías españolas que supondrá quitar todos los radares móviles de las autopistas y las autovías para llevarlos a las carreteras secundarias. Este proyecto, que empezó a aplicarse este miércoles—aunque su implantación completa está prevista para "poco antes del verano"—, contempla la identificación de 1.200 tramos de las vías convencionales donde se ubicaran estos dispositivos. Unos puntos que serán públicos, puesto que Tráfico difundirá por primera vez su posición a través de la página web del organismo.

"Actualmente, la vigilancia en autopistas y autovías es efectiva. Se trata, ahora, de intensificar el control en vías convencionales", ha subrayado este jueves ayer la directora de la DGT, María Seguí. Tráfico cree, basándose en la experiencia en vías rápidas, que los conductores levantan el pie del acelerador en todo el trayecto si son conscientes de la presencia de radares.

En las carreteras secundarias fallecieron 8 de cada 10 víctimas de accidentes en 2014: cerca de 900 personas. Cifras que han empujado al departamento de Seguí a concentrar en estas vías las nuevas propuestas, lo que implica sacar los radares móviles de las autopistas y autovías. A partir de ahora, explicó la DGT, el control de velocidad en estas últimas se hará con los radares fijos, los siete helicópteros Pegasus, y las patrullas de la Guardia Civil (uniformadas y de paisano).

Y, en lo referente a las carreteras convencionales, Tráfico empezó con la selección de los tramos donde se emplazarán los radares móviles. "Los criterios de ubicación responden a varios factores: la peligrosidad —el número de accidentes totales y graves— y la velocidad media de circulación en ese punto", ha subrayado el departamento encabezado por Seguí, que ya ha decidido cuáles serán los tramos elegidos en siete provincias: Ávila, Segovia, Burgos, Valladolid, Cádiz, Asturias y León. El resto se fijarán "antes del verano". Aunque todos ellos pueden cambiarse en el futuro. Eso sí, se informará a través de la web.

Este nuevo plan de control conlleva, a su vez, otras medidas. Tráfico ha ordenado que todos los radares fijos y móviles sean visibles. El conductor podrá detectar a simple vista la presencia de los agentes, "salvaguardando siempre su seguridad". "Al informar abiertamente de su posición se contribuye a la concienciación de la población", ha defendido Seguí, que ha insistido este jueves en que estas propuestas demuestran que no existe un afán recaudatorio del organismo.

El radar no salta hasta los 131

La DGT desplazará todos los radares móviles a las carreteras secundarias

J. J. G.

La DGT ha fijado el margen a partir del cual se tramitarán las multas por exceso de velocidad puestas por los radares. Tráfico establece "un umbral de tolerancia" de siete kilómetros por hora para las carreteras en las que la velocidad máxima permitida es de 100 kilómetros hora; y del 7% de la velocidad máxima permitida para vías con límites superiores a los 100 kilómetros por hora. "Para hallar la tolerancia del 7% hay que encontrar la cifra a la que restando la tolerencia encontremos un valor de velocidad por encima del límite establecido. Es decir, que siga siendo infracción. Porque, si al restar la tolerancia, el valor resultante estuviera por debajo del límite establecido, no sería infracción", ha detallado la DGT

Así, en el caso de las vías en las que se pueda circular como máximo a 110 km/h, el conductor podrá rebasar hasta nueve kilómetros ese límite sin que los radares salten.

Con un límite de 120 km/h, se podrá llegar a los 130 kilómetros por hora sin que se tramite multa.

¿Cuándo entra en vigor la medida?

Todos los radares aplican desde este miércoles el "margen de tolerancia" aprobado por la DGT. Esta iniciativa se pone en marcha en todas las carreteras que dependen del departamento encabezado por María Seguí: las vías interurbanas de todo el país, excepto las de Cataluña y Euskadi —que tienen transferidas las competencias—.

¿Con cuántos radares cuenta la DGT?

Tráfico dispone de 850 radares aproximadamente, la mitad de ellos móviles. Aunque, eso sí, la mayoría de los fijos "son susceptibles de ser convertidos" en portátiles, según ha indicado este jueves la directora general de la DGT.

Más información