Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos en protección de datos recelan del fichero europeo de viajeros

Un órgano consultivo de la UE cree que el registro puede dañar el derecho a la vida privada

Concentración en Madrid en repulsa por el atentado de París.
Concentración en Madrid en repulsa por el atentado de París.

El Grupo de autoridades europeas de protección de datos, un órgano consultivo independiente de la Comisión Europea, cree que el macrofichero europeo de datos de pasajeros, concebido para luchar contra el terrorismo y la delincuencia grave, "puede debilitar seriamente" derechos como la protección de la vida privada y los datos personales de los viajeros, por lo que, aconsejan que, si finalmente el Parlamento Europeo lo aprueba, se use respetando el principio de proporcionalidad.

En España, el Ministerio del Interior trabaja desde hace 14 meses en la implantación de este gran fichero en el que se guardarán numerosos datos de todos las personas que viajen en avión. La idea es que sirva para detectar a tiempo los desplazamientos de yihadistas hacia zonas de combate o bien el retorno de estos terroristas a Europa.

Los expertos en protección de datos, un grupo de carácter consultivo encargado de que se cumplan las directivas europeas de esta materia, han hecho pública una declaración conjunta este viernes. Su parecer trasciende apenas unos días después de que las autoridades de los Estados de la Unión Europea hayan debatido en una reunión plenaria la necesidad de la creación del Registro europeo de datos de pasajeros (PNR por sus siglas en inglés).

El PNR es un proyecto polémico que la Comisión de Libertades Justicia e Interior ya rechazó en abril de 2013. Sin embargo, los atentados del pasado enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo han reavivado el interés por ponerlo en marcha cuanto antes. El 9 de enero, el presidente del Consejo, Donald Tusk, anunció que exhortaría al Parlamento Europeo a “acelerar” su aprobación.

En su declaración, el grupo de expertos, conocido como Grupo de Trabajo del artículo 29 (GT29), asegura que no está ni en contra ni a favor de sistemas de recogida de datos como el que se propone en el Registro europeo de datos de pasajeros. Sin embargo, se refieren al proyecto como una  "interferencia en los derechos fundamentales" que solo se puede admitir "si se demuestra su necesidad y se respeta el principio de proporcionalidad".

Los miembros de este grupo, añaden que, en el caso de que se acredite la necesidad del macrofichero, "el esquema debería ofrecer suficientes salvaguardas de protección de datos, a fin de asegurar la proporcionalidad tanto de la recogida, como del uso subsiguiente de los datos". El GT29 se ha ofrecido a participar de forma constructiva en las discusiones sobre futuros esquemas de recogida de datos y asegurar que respeten la Carta de Derechos Fundamentales y el marco europeo de protección de datos.

Este grupo está compuesto por representantes de las autoridades nacionales de protección de datos de los Estados miembros, el Supervisor Europeo de Protección de Datos y la Comisión Europea. Entre sus funciones está el examen de cualquier cuestión relacionada con la aplicación de las directivas en materia de protección de datos para contribuir a la aplicación uniforme de las mismas. Desempeña sus funciones emitiendo recomendaciones, dictámenes y documentos de trabajo sobre las cuestiones relevantes que afectan a la protección de datos personales.

Más información