Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía y Asturias piden un fondo para los fármacos de la hepatitis C

El ministro de Sanidad preside su primer consejo con los consejeros autonómicos

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en el centro, presidiendo por primera vez la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Ampliar foto
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en el centro, presidiendo por primera vez la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

La crisis de la hepatitis C centra el primer consejo interterritorial de Alfonso Alonso como ministro de Sanidad. Dos consejeros, la de Andalucía, María José Sánchez, y el de Asturias, Faustino Blanco, han exigido al Gobierno un fondo estatal para poder financiar los nuevos y costosos fármacos que, en combinación, consiguen tasas de curación de hasta el 95% del virus.

“Este fondo tiene que existir como nuevo fondo o mediante un incremento del fondo de compensación”, ha asegurado Sánchez antes de entrar a la reunión entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad. Ha añadido que es necesario un fondo de este tipo no solo para la hepatitis C sino para todos los tratamientos innovadores que vayan surgiendo. Hay que “disponer de ingresos para atender a los enfermos”, ha dicho, y ha confiado en que Alonso “adopte una actitud diferente” con respecto a esta crisis.

Faustino Blanco, del PSOE como Sánchez, ha coincidido al pedir la creación de un fondo de cohesión para la financiación de los fármacos innovadores: “El caso de la hepatitis C es un claro ejemplo, pero seguro que hay más”. El consejero asturiano ha asegurado que llega al consejo interterritorial con “la firme voluntad” de alcanzar un consenso, algo “absolutamente necesario y urgente en estos momentos”.

Blanco se ha mostrado convencido de que, después de que el presidente, Mariano Rajoy, afirmara que todos los enfermos a los que se les prescriban los fármacos los recibirán, habrá un compromiso “explícito” para crear el fondo económico. “No se entendería otro mensaje por parte del Gobierno, sería abdicar su responsabilidad como autoridad sanitaria pública”, ha señalado.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, que también es secretario general de Sanidad del PP, ha asegurado que pedir un fondo ahora perjudicaría la negociación con las farmacéuticas. “Sería pegarse un tiro en el pie”, ha dicho. Echániz ha pedido “responsabilidad” a los consejeros. “El ministerio está negociando con los laboratorios el precio de los medicamentos, por lo que pedir ahora un fondo significaría pegarse un tiro en el pie en el ámbito de la negociación”, ha sido la frase que ha pronunciado. “Ahora se tienen que negociar los precios más inteligentes y, a partir de ahí, buscar cómo se va a financiar”, ha añadido.

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha rechazado la creación de un fondo para financiar los tratamientos de la hepatitis C. Ha asegurado que es mejor esperar a tener los datos sobre el número de pacientes que padecen la enfermedad. Ese es uno de los objetivos del plan estratégico contra la hepatitis C que un comité designado por el Gobierno está empezando a redactar. No se conoce con exactitud cuántos enfermos hay ni en qué fase están puesto que no hay un registro unificado.

Sáez Aguado ha añadido que existe la posibilidad de que el fondo que piden los consejeros socialistas sea para “financiar a alguna compañía farmacéutica”.

Más información