Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Podemos se enzarzan por un humorista imputado de ‘La Tuerka’

El cómico declarará por una parodia en la que simula que el PP se disuelve como ETA

El PP y Podemos se han enzarzado en un intercambio de acusaciones a cuenta de un vídeo humorístico emitido en un programa de La Tuerka, la televisión en la que participa Pablo Iglesias, en el que se parodia una supuesta disolución del PP como si fuera ETA. El PP ha acusado al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de alejarse de la democracia al defender al humorista Facu Díaz, protagonista de ese sketch emitido en La Tuerka, quien ha sido imputado por la Audiencia Nacional por un posible delito de humillación a las víctimas del terrorismo.

El portavoz adjunto del PP en la Comisión de Justicia del Congreso, Leopoldo Barreda, afirmó que "no se puede apoyar a quien hace escarnio de las víctimas del terrorismo", en alusión al mensaje que Iglesias colgó en Twitter: "No a la censura, sí a la libertad de expresión. Yo con Facu".

En el vídeo humorístico, un supuesto portavoz del PP aparece encapuchado y lee un comunicado en el que anuncia el cese de "la actividad armada" y la "entrega de las armas" por parte de ese partido, además de esgrimir reivindicaciones propias de ETA, como la puesta en libertad de destacados dirigentes (como Luis Bárcenas, extesorero del PP) o la integración o trasvase de miembros del PP a otros partidos políticos como VOX o UPyD. La Asociación Dignidad y Justicia llevó al juez la parodia, al entender que se habla "a modo de mofa" aludiendo a determinado sector de esas víctimas del terrorismo puesto que "no hay que hacer un gran esfuerzo de entendimiento y memoria" para recordar como víctimas del terrorismo como José Antonio Ortega Lara, que pasó de las filas del Partido Popular a las de VOX, así como otros casos similares como el de Maite Pagazaurtundua.

El humorista Facu Díaz, que ha sido citado a declarar la próxima semana, ha manifestado que en el vídeo aparece con un pasamontañas haciendo "una parodia de una especie de comunicado de disolución del PP, después de todos los casos de corrupción".

Díaz ha apuntado que el contexto del vídeo es "exagerado" y '"humorístico". Después de que el propio humorista anunciara en Twitter su imputación, un movimiento en su apoyo se generó en la red social bajo la etiqueta #YoConFacu.

Más información