Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Montoro llegan a Andorra para buscar más información fiscal

El Gobierno del Principado limita el impacto del convenio que se va a firmar

Mariano Rajoy junto a Antoni Marti, jefe de gobierno de Andorra cruzando a pie la frontera
Mariano Rajoy junto a Antoni Marti, jefe de gobierno de Andorra cruzando a pie la frontera

Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro llegaron ayer a última hora de la tarde, casi gélida noche, a Andorra, en la primera visita de un presidente español al principado. El copríncipe, el obispo de La Seu D' Urgell, Joan-Enric Vives, le dio la bienvenida “a este pequeño país de los Pirineos amigo desde siempre de España y de Francia”. Y después llegaron a la frontera de Andorra donde les esperaba Antoni Martí, jefe del Gobierno de este país.

Rajoy y Montoro llegan a Andorra en pleno escándalo del caso Pujol con un objetivo claro: aumentar la colaboración fiscal con este país, que poco a poco quiere abandonar su imagen de paraíso fiscal, para evitar que miles de españoles, como sucede ahora, utilicen este territorio como un lugar donde esconder sus patrimonios y esquivar al fisco español. Sin embargo, en este asunto hay discrepancias entre el Gobierno español y el andorrano sobre las consecuencias de los acuerdos que Rajoy y Montoro firmarán hoy con Martí.

El ministerio de Hacienda, que ha trasladado a este viaje no solo al ministro sino también al secretario de Estado, asegura que el convenio no solo recogerá un acuerdo para evitar la doble imposición que interesa sobre todo a Andorra porque permitirá a los empresarios de este país hacer negocios en España pagando menos impuestos. Además, insiste el Ejecutivo español, Andorra y España firmarán un acuerdo para que haya un intercambio automático de información fiscal que dificultará mucho los intentos de ciudadanos españoles de ocultar allí patrimonio. Ese acuerdo, que se limitará a las rentas generadas solo a partir de 2010, entrará en vigor progresivamente desde 2016 para llegar a una aplicación definitiva en 2018, cuando estaría listo el sistema de intercambio automático de información fiscal, y no a demanda como es en este momento.

Esta es la versión española, pero desde el Principado, que sigue siendo un centro de atracción de grandes fortunas españolas —el piloto Marc Márquez provocó recientemente una gran polémica al anunciar que trasladará a Andorra su domicilio aunque después se desdijo— se limita mucho el impacto de esta segunda parte del acuerdo.

El ministro portavoz y responsable de Finanzas, Jordi Cinca, señaló ayer ante las preguntas de la prensa que el convenio que se va a firmar hoy se limita a incorporar el compromiso de Andorra que seguir la evolución que marque la OCDE siga en materia de intercambio de información. Si todos los países de la OCDE, como está previsto, se incorporan a ese intercambio de información automático en 2018, Andorra se también lo hará. Pero el ministro dejó claro, según el gabinete de prensa del Gobierno de Andorra, que el convenio que se firmará hoy no cambia nada de momento en el intercambio de información fiscal entre los gobiernos español y andorrano. El convenio, según Andorra, solo recoge esa voluntad para el futuro.

Lo que es evidente es que a España le interesa esta última parte del acuerdo y a Andorra la primera, y cada uno pone el foco en su interés. En la rueda de prensa conjunta de hoy entre Rajoy y Martí podrá detallarse más el contenido real del acuerdo.

El presidente, que arranca el curso político con esta inédita visita, aterrizó con el avión oficial ayer en el aeropuerto de Lleida-Alguaire, que apenas ha tenido uso, y hoy despegará desde otro aeropuerto en la misma provincia (Andorra-La Seu) que aún no se ha inaugurado y ha sido financiado sobre todo por la Generalitat de Cataluña. El del presidente será de hecho el primer vuelo importante que parta de Andorra-La Seu.

Más información