Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón se postula para salvar a IU de su descomposición ante Podemos

El diputado invita a Iglesias a sumarse a un proyecto de mayorías desde la izquierda:

Alberto Garzón se presenta para salvar a IU del efecto Podemos

Izquierda Unida vivió esta viernes un giro que puede marcar los equilibrios entre la coalición que aún dirige Cayo Lara, tradicionalmente tercera fuerza política nacional, y Podemos. El diputado Alberto Garzón, de 29 años, anunció su candidatura a las primarias de las que saldrá el candidato electoral de IU —un proceso abierto a simpatizantes que culminará el próximo 8 de febrero— para intentar salvar a la formación de la imparable sangría de votos que sufre, según todas las encuestas, desde el nacimiento del partido dirigido por Pablo Iglesias.

La decisión de Garzón no es un gesto inesperado, pero supone el último paso de un proceso que se inició la misma noche electoral del 25 mayo, cuando Podemos logró más de 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados. IU subió en votos y escaños (obtuvo seis), pero la correlación de fuerzas en la izquierda cambió de repente.

La dirección de IU decidió en junio nombrar a Garzón responsable del llamado Proceso Constituyente; y la renuncia del actual coordinador federal, Cayo Lara, a intentar volver a ser candidato en las elecciones generales de 2015, anunciada el pasado domingo, precipitó los acontecimientos. Los principales dirigentes de IU rechazan hablar abiertamente de un relevo generacional, pero muchos en el partido reconocen que si prospera la candidatura de Garzón, que de momento no tiene rivales, cambiará la manera de entender la convergencia con otras fuerzas políticas y movimientos sociales.

Tras consultarlo con personas de confianza dentro y fuera del partido y comunicárselo al propio Lara, Garzón decidió finalmente “asumir la responsabilidad política” por la que lleva trabajando desde que aterrizó en el Congreso de los Diputados hace tres años, despúes de los comicios de noviembre de 2011. Realizó el anuncio en la plaza de las Cortes, enfrente de la escalinata de los leones de la Cámara baja, e incidió en la necesidad de construir “un proyecto de mayoría social desde la izquierda”.

“Estamos en un momento de inflexión y necesitamos estar a la altura de la historia y que este país tenga por fin un Gobierno de izquierdas”, enfatizó Garzón, que a lo largo del día recibió el apoyo de los coordinadores de IU en Madrid y Andalucía, Eddy Sánchez y Antonio Maíllo respectivamente, y del secretario general del PCE, José Luis Centella. “Es un momento de emergencia social que queremos convertir en un momento de esperanza política. Entendemos que en IU tenemos la llave para abrir las instituciones y devolverles un sentido original”, señaló el parlamentario por Málaga.

El secretario de Proceso Constituyente de IU fue una de las cabezas visibles de la formación en el movimiento antidesahucios y en las mareas ciudadanas contra los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. Mantiene una buena relación con Pablo Iglesias desde su llegada a Madrid, y considera que las últimas encuestas, en las que IU se sitúa por debajo de Podemos, reflejan en cualquier caso un dato positivo: la crisis del bipartidismo por la caída de PP y PSOE.

Hoy Garzón recordó al movimiento 15-M, en el que participó hace tres años. “Estuve en la calle en el 15-M y sentí la necesidad de estar en el Congreso para defender lo que defendemos en las calles”, dijo antes de agregar: “Ahora entendemos y asumimos la necesidad de entrar también en La Moncloa y expulsar de allí a los mercaderes que hoy están cambiando el sentido de las instituciones y actuando contra la mayoría de la población”.

La decisión de Garzón influirá, en cualquier caso, en el proceso de confluencia con otras fuerzas iniciado con vistas a los próximos comicios municipales y autonómicos, un camino en el que resulta clave la relación con Podemos y las plataformas Ganemos. El joven diputado, al igual que suelen hacer Iglesias y la cúpula de Podemos, habló de la necesidad de lograr una “mayoría social” en las urnas, pero vinculó esta necesidad a un proyecto nítidamente de izquierdas.

En cualquier caso, invitó a la formación de Iglesias a sumarse a su propuesta. “No le doy importancia a Podemos”, señaló. “No me preocupa, me preocupa IU. Nosotros somos una organización de izquierdas y Podemos aún no ha dicho que lo sea. Si Podemos va a querer converger con nosotros será siempre a través de un proyecto de izquierdas. Si ellos quisieran serán cómplices, pero les compete a ellos, no a nosotros. La convergencia nunca se sitúa en el vacío y a nuestro juicio solo puede haber convergencia a partir de un programa de izquierdas”, consideró Garzón.

“Si Podemos comparte este proyecto político, sería satisfactorio que nos encontráramos, ya que nos hemos puesto a disposición para encontrarnos con toda la mayoría social. Si Podemos se suma a este proyecto común sería una buena noticia para la sociedad en tanto que es un actor relevante. Pero en el caso de que no quisiera hacerlo por cualquier otra razón nos parecería una irresponsabilidad política; en cualquier caso, nosotros seguiríamos nuestra hoja de ruta”, concluyó el dirigente de IU, que lleva años tratando de compaginar su marca personal con los delicados equilibrios internos de la formación. Hoy y mañana participará en el primer acto público de esta nueva etapa. Será en Rivas Vaciamadrid, municipio emblemático para la formación, donde IU cerrará el encuentro político y programático iniciado el pasado septiembre.

Más información