Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un árbol derriba a Maura de su pedestal en Palma de Mallorca

La estatua del histórico jefe del Gobierno Español rueda por los suelos

La estatua de Maura, por los suelos.
La estatua de Maura, por los suelos.

La caída de una rama de un árbol gigante hizo rodar por los suelos la figura de bronce erigida en Palma de Mallorca en homenaje al histórico político conservador -cinco veces presidente del Gobierno- y abogado Antonio Maura y Montaner (Palma 1853 -Madrid 1925). La estatua que evoca a Maura orador, una fundición en bronce, de tamaño natural, ha caído del pedestal que ocupaba desde 1929 en la plaza del Mercado, ante la Audiencia de Palma. No ha habido heridos.

El accidente ha ocurrido de noche, seguramente a causa del mal tiempo, que ha dejado fuertes tormentas en la ciudad e intensas rachas de viento. Una de las ramas se ha desgajado de la copa del ficus gigante que protegía y casi ocultaba el monumento. En su caída la rama ha hecho rodar hasta el suelo la imagen del personaje que fue jefe de Gobierno de España.

La escultura fue obra de Mariano Benlliure. Aparentemente la pieza no ha sufrido destrozo. De día, ese espacio con bancos al pie, reúne a turistas y paseantes que buscan sombra o descanso. También, a menudo, indigentes. Al lado se encuentra un popular merendero.

El monumento está formado por una figura femenina en mármol –que no ha sufrido daños– que apunta una leyenda "Antonio Maura igualó con la vida el pensamiento ". Al lado del escudo de Mallorca se llama "Al preclaro hijo de Mallorca / 1853 - 1925".

La familia de los Maura había pedido, sotto vocce, que se cambiara el monumento de lugar, al entender que estaba medio oculto por el árbol también monumental. La idea de los herederos (Maura tuvo 10 hijos) era situar el conjunto en la avenida Antonio Maura, al pie de la Catedral y la Almudaina, un espacio ya ordenado.