Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia británica deniega la extradición del etarra Troitiño

Rechaza la petición de la Audiencia por considerar inválida la orden europea de arresto

Antonio Troitiño a la salida de la cárcel de Huelva. En la imagen pequeña, foto facilitada por Interior.
Antonio Troitiño a la salida de la cárcel de Huelva. En la imagen pequeña, foto facilitada por Interior.

La Justicia británica ha rechazado este viernes la extradición a España del etarra Antonio Troitiño, al que se requiere por presunta reintegración al aparato logístico de ETA desde que salió en libertad en 2011. La juez Emma Arbuthnot de la Corte de Magistrados de Westminster ha denegado la petición de extradición de la Audiencia Nacional española al considerar inválida la orden europea de arresto que llevó el pasado febrero a la detención de Troitiño en Londres.

El histórico etarra Antonio Troitiño Arranz (56 años) es autor de 22 asesinatos y estaba huido de la justicia desde abril de 2011.

Las autoridades españolas tienen un plazo de siete días para recurrir esta decisión del tribunal londinense, plazo durante el cual Troitiño permanecerá en libertad condicional.

Durante el proceso seguido en el Tribunal de Londres, la defensa de Troitiño había argumentado que su cliente, que niega los cargos que se le imputan, era objeto de una persecución por parte del Gobierno español y alegó que no tendría un juicio justo en España.

Este es el segundo proceso de extradición en el Reino Unido de Troitiño. El etarra fue detenido en Londres por primera vez en junio de 2012 en virtud de una orden europea de detención y entrega cursada por la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, la misma que en 2011 le puso en libertad por un error en el cómputo de la condena. Inmediamente fue ingresado en prisión a la espera de la vista de extradición. Sin embargo, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el pasado octubre, emitió la sentencia que ilegalizaba la aplicación retroactiva de la doctrina Parot, las autoridades británicas lo dejaron en libertad.

El etarra convicto, que cumplió una condena de 24 años en España por atentados cometidos en los años 80, fue detenido en Londres por segunda vez el pasado febrero, después de que la Justicia española le imputara nuevos cargos.

La Audiencia Nacional había pedido la extradición por su presunta reintegración al aparato logístico de ETA, concretamente al subaparato IHESKO-Colectivo de Refugiados, que supuestamente le habría facilitado unos documentos falsos que se hallaron en su poder en su primera detención en 2012.

Troitiño dijo durante el juicio que obtuvo esos documentos de viaje en Francia de proveedores desconocidos después de su puesta en libertad en España en abril de 2011 para poder escapar del Estado español, que quería volver a encarcelarle con la aplicación retroactiva de la doctrina Parot.

Antonio Troitiño, de 56 años, cumplió condena por ser autor, entre otros, del atentado de 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en la plaza de la República Dominicana de Madrid, en el que murieron doce agentes y que causó medio centenar de heridos.

Más información