Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián defiende la reforma de la Constitución ante el conflicto catalán

El presidente de Prisa considera "una monstruosidad" la reforma electoral que prepara el Gobierno

Juan Luis Cebrián, durante el desayuno informativo.
Juan Luis Cebrián, durante el desayuno informativo.

El presidente de Prisa, grupo editor de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, defendió este lunes una reforma de la Constitución de corte federal como única respuesta posible para frenar el auge independentista de Cataluña y, en conjunto, ante la crisis institucional que sufre España y la desafección de los ciudadanos al sistema político. En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Cebrián también arremetió contra la reforma electoral que prepara el Gobierno y la tachó de "monstruosidad". Además, expresó su "satisfacción" por el hecho de que Ana Botella haya decidido no presentarse como candidata a la alcaldía de Madrid.

Para Cebrián, la masiva participación en la manifestación de la pasada Diada en Barcelona "era previsible" y el hecho de que en "una manifestación había 500.000 personas y en otra 7.000 [en referencia a la convocada en Tarragona por los contrarios al soberanismo] es un dato que tienen que tener en cuenta políticos y empresarios". El presidente de Prisa se mostró convencido de que "no existe otra respuesta que la reforma de la Constitución de letra federal", ya que, de hecho, estatutos de autonomía como el valenciano y el catalán, ya "salvo en el plano fiscal, contemplan competencias propias de estados federales, como en los cantones suizos".

"No existe otra salida que la reforma de la Constitución en su título 8", recalcó el empresario, y la concreción de "una lista cerrada de competencias del Estado que sean indiscutibles". De otro modo, "no habrá estabilidad política territorial".

"Considero un suplicio tener una alcaldesa como Ana Botella"

"Hay que regenerar la democracia', ese es el último eslogan con el que nos ha sorprendido la derecha" en un contexto de crisis institucional global, apuntó Cebrián, pero para lograr esa regeneración "hay que cambiar el sistema, si no, es prácticamente imposible que este sobreviva". La Constitución de 1978 ha deparado un largo periodo de paz y convivencia, dijo, pero los ciclos, advirtió, "se acaban si no se cambian". Dentro de este marco, es necesario afrontar una reforma constitucional "ni traumática ni apresurada, aunque consensuada".

La reforma electoral que ha anunciado el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y que cuenta con la oposición de todos los partidos salvo el PP, no es la vía para mejorar esa calidad democrática, a su juicio. La modificación, planteada a pocos meses de los comicios municipales, consiste en la elección directa de alcaldes, de forma que gobierne el más votado, y beneficia sobre todo a los candidatos populares. Cebrián calificó de "arbitrariedad como un pepino" que se pretenden cambiar las reglas de juego justo antes de la cita electoral y "una monstruosidad increíble".

"Algunos llevamos criticando a la casta desde hace años"

Sobre el hecho de que Botella no vaya a concurrir como candidata a esas elecciones, el presidente de Prisa también fue tajante: "Me siento enormemente satisfecho porque como madrileño considero un suplicio tener una alcaldesa como Ana Botella", recalcó. En cuanto al futuro alcalde, solo manifestó su esperanza de que "sea capaz y financieramente responsable, y no endeude la ciudad al nivel que lo ha hecho Panamá para construir su segundo canal, que es lo que han costado los túneles de la M-30".

'Podemos no me preocupa'

En cuanto al auge de Podemos, el nuevo partido liderado por Pablo Iglesias y que dio la campanada en las últimas elecciones europeas al lograr cinco escaños, Cebrián no mostró inquietud. "Podemos es la expresión de unos ciudadanos y no me preocupa que los ciudadanos se expresen", apuntó.

Preguntado sobre si cree en los buenos resultados que les asignan las encuestas, explicó que sí confiaba en ellas -"más en las privadas que en las del CIS, por el temor atávico de que las públicas puedan estar manipuladas"-, aunque agregó que "los sondeos conllevan mucho voto oculto al PP y al PSOE". Aun así, sí opinó que Podemos puede lograr buenos resultados. "Si los antisistema se integran en el sistema, este es mejor, y los antisistema desaparecen porque entran en él", dijo.

Cebrián discrepó de algunas algunas propuestas esbozadas por este nuevo partido, que defiende no pagar la deuda, por ejemplo, y ha planteado la necesidad de una Ley de Medios. "No pagar la deuda conduce a la falta de financiación y al desabastecimiento, como en Venezuela", advirtió. Sin embargo, sí compartió las críticas de esta formación a "la casta", aunque "esta crítica algunos la llevamos haciendo desde hace muchos años". También bromeó: "Me hace gracia que los líderes de un partido antisistema se apelliden Iglesias y Monedero".