Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El experiodista que escribía para Jaume Matas entrará en prisión

Antonio Alemany deberá cumplir una condena de dos años y tres meses de cárcel

Antonio Alemany (izq) junto a Jaume Matas durante el juicio en 2012. Ampliar foto
Antonio Alemany (izq) junto a Jaume Matas durante el juicio en 2012.

Con una condena firme de dos años y tres meses de cárcel por corrupción en el ‘caso Palma Arena’, el periodista Antonio Alemany deberá entrar en prisión en los próximos días, según ha comunicado este martes la Audiencia de Palma que le juzgó. El Gobierno se negó a concederle la gracia del indulto que solicitó.

Alemany fue condenado por prevaricación, malversación y falsedad en documento mercantil por cobrar de manera ilegal, camuflada, mediante una empresa de publicidad como pantalla, sus trabajos para Jaume Matas. Por este mismo caso el expolítico del PP fue condenado a nueves meses y un día y tiene pendiente su entrada en prisión.

Antiguo columnista de El Mundo y exdirector del Diario de Mallorca, Alemany (Palma, 1939) fue autor de los discursos de Matas cuando fue presidente de Baleares (2003-2007) y también ministro de Medio Ambiente (2000-2003). Mientras ejerció ese papel de asesor y de negro Alemany fue columnista y editorialista en El Mundo en Baleares y más tarde como empresario de medios locales. Lanzó una agencia de noticias patrocinada por el Gobierno del PP y abrió un combativo digital Libertad Balear.

Periodista politizado, en 1977 estuvo en la gestación de UCD en Baleares y se presentó a las elecciones generales de 1979, con el precedente del PP, Alianza Popular, que se llamó Coalición Democrática. Dirigió el Diario de Barcelona en el que tomó una deriva derechista y también trabajó para las campañas de la patronal catalana Fomento del Trabajo.

Antes de sentarse en el banquillo del tribunal con Jaume Matas, en 2012 Alemany controló las páginas de opinión del diario ultra La Gaceta, en Baleares. Esta edición —efímera— la tuteló un empresario investigado por corrupción, Jacinto Farrús. En esta época el diario lanzó supuestas revelaciones escandalosas sobre el patrimonio y la vida privada del juez José Castro, y los fiscales, Pedro Horrach y Juan Carrau, que investigaron a Matas y Alemany, y también a Farrús.