Cinco detenidos por montar un bosque en honor de etarras fallecidos

Los arrestados están acusados de enaltecimiento del terrorismo

Un guardia fotografía el monolito del bosque de los Gudaris.
Un guardia fotografía el monolito del bosque de los Gudaris.Javier Etxezarreta (EFE)

La Guardia Civil ha detenido a lo largo de este martes a cinco personas que habían plantado un robledal en Oiartzun (Gipuzkoa) con 239 ejemplares, uno por cada terrorista de ETA muerto mientras mataba, lo intentaba o estaba preso. El llamado bosque de los Gudaris (soldados) había sido plantado en el collado del monte Aritxulegi y su objetivo era servir de "lugar emblemático, de culto y homenaje permanente" a los etarras, lo que supone un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo por el que serán interrogados este miércoles por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Los cuatro primeros arrestos de la llamada operación Roble han sido ejecutados entre las 6.45 y las 7.15 de este martes en Oiartzun. Los detenidos son los guipuzcoanos: Joaquín I. E., nacido en San Sebastián en 1951; Francisco Javier I., natural de Oiartzun en 1950; Erramun. S. G., de 49 años y natal de Irún, y Francisco Ramón G., nacido en Errentería y también de 49 años. A las 18.50 fue detenida Miren Itziar Iñarra Oyarzabal, nacida Oiartzun (Guipúzcoa) hace 55 años, arrestada en la citada localidad guipuzcoana, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista a EFE.

El Ministerio del Interior ha difundido una nota en la que describe de esta manera el bosque de los Gudaris: "El espacio está compuesto por 239 esquejes de roble, que se corresponde con cada uno de los miembros de ETA fallecidos como consecuencia de su actividad terrorista o durante la misma, identificados con una placa numérica (de nº1 al nº 239), una alambrada perimetral y un monolito preparado para la colocación de un mástil y una placa cuando se celebran los actos homenajes".

En realidad, el bosque es una campa, con ramitas y tubos de cartón, pero el monte donde se ubica ha sido utilizado en numerosas ocasiones por la banda terrorista para ocultar armas y explosivos, y ha sido escenario en el pasado de actos pro ETA. Agentes de la Guardia Civil han arrancado en las últimas horas los esquejes de roble y se os han llevado en una furgoneta, informaron a Europa Press testigos presenciales.

Los detenidos también están acusados de organirzar el pasado 9 de marzo en ese mismo monte un homenaje a dos etarras fallecidos durante el año pasado: Francisco Javier López Peña, Thierry -un dirigente de ETA de la tregua del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero-, y Arkaitz Bellón Blanco. El homenaje consistió en plantar dos robles y colocarles placas de homenaje a los citados. El roble (haritz en euskera) es el árbol sagrado de la tradición vasca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

J. A. R.

Redactor jefe digital en España y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Debutó en el Diario Sur de Málaga, siguió en RNE, pasó a la agencia OTR Press (Grupo Z) y llegó a EL PAÍS. Ha cubierto íntegros casos como el 11-M, el final de ETA, Arny, el naufragio del 'Prestige', los disturbios del Ejido... y muchos crímenes (jorgear@elpais.es)

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS