Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP encara las elecciones europeas con cinco puntos de ventaja sobre el PSOE

Los populares obtienen el 31,9% en intención de voto y los socialistas el 26,2%, según el CIS

Izquierda Unida y UPyD frenan el avance que venían experimentando en los últimos estudios

El PP encara las elecciones europeas con cinco puntos de ventaja sobre el PSOE pulsa en la foto

Los ciudadanos empezaron el año con una actitud de desapego hacia el PP, al perder casi dos puntos en intención de voto con relación al mes de octubre anterior. Ahora esa caída se ha atenuado porque su descenso es solo de dos décimas: del 32,1% al 31,9%. Así se refleja en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado entre el 1 y el 7 de abril con una muestra de 2.500 personas. Este dato coloca al partido del gobierno a más de doce puntos de distancia respecto al resultado que obtuvo en las elecciones generales de noviembre de 2011. Mientras el PP cae dos décimas en un trimestre, el PSOE lo hace en cuatro y pasa del 26,6% al 26,2% en intención de voto. De esta manera, los socialistas no varían de porcentaje desde hace más de un año, pero siguen a 5,7 puntos de distancia del PP. El estudio se refiere a unas hipotéticas elecciones generales, no a las europeas que se celebrarán el próximo 25 de mayo y respecto a las que el CIS presentará su estudio el próximo jueves.

La novedad de esta encuesta, además de que se atenúe la acelerada caída sobre todo del PP, es que tanto Izquierda Unida como UPyD pierden fuerza. IU en enero obtuvo un 11,3% que ahora es un 10,9%. UPyD, que subió dos puntos a principios de año hasta un 9,2%, registra ahora un 8,9%. El bipartidismo atenúa su descenso; también se suaviza el alto grado de desconfianza tanto a Mariano Rajoy, jefe del gobierno, como de Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE.

Desde mayo de 2013 el CIS no preguntaba sobre la valoración que los ciudadanos hacen de la Monarquía. En este estudio se incluye a la jefatura del Estado dentro de un listado de instituciones. No aprueba pero sale mejor parada que todas las demás si se exceptúan las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y Guardia Civil, que casi llegan al 6, y el Defensor del Pueblo con un 3,87. La pregunta concreta es sobre “el grado de confianza” que merecen una serie de instituciones. La Monarquía obtiene un 3,72, mientras que el Gobierno de España se queda en un 2,45 y el Parlamento en un 2,63. Mejor parados salen el gobierno de la comunidad autónoma del entrevistado, con un 3.07 y su parlamento regional con un 2,99. La peor valoración queda para los partidos políticos con un 1,89, en línea con el castigo que los ciudadanos mantienen hacia la actividad política. Los medios de comunicación se sitúan a la cabeza con un 4,51 y la Iglesia Católica queda en el 3,39.

Aunque pareciera imposible, el paro sigue creciendo como primer problema de España. En el sondeo de enero lo era para el 78,5% y ahora lo es para el 80% de los ciudadanos. Se confirma por tanto que los datos ligeramente positivos del crecimiento en España no se traducen en empleo, según lo viven y lo sienten los ciudadanos. Sube la preocupación por el paro y baja la de la corrupción y el fraude. De un 39,5% se pasa en este estudio al 36,3. También baja la puntuación que recibe el candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete: de un 3,17 a un 3,13.

No hay remontada en absoluto del juicio que merecen los políticos a los ciudadanos. Todos suspenden aunque sigue a la cabeza Rosa Díez con un 3,88, pero ha caído ya que en enero obtuvo un 4,15. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba sacó entonces un 3 y ahora baja hasta el 2,93. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de un 2,42 de enero ahora obtiene un 2,29. . El coordinador general de IU obtiene un 3,39, un retroceso en tres meses cuando obtuvo un 3.39. Ningún ministro llega al 3 a excepción del paro también cae de un 3,17 a un 3,13, Los datos de confianza mejoran un poco tanto para Rajoy como Rubalcaba, aunque no son buenos en absoluto. El presidente no inspira “ninguna confianza” al 59,7%, pero venía de un desapego mayor en enero, del 63,3%. Lo mismo le ocurre al político socialista, que ahora no tiene ninguna confianza del 53,8%, pero venía del 56,2%.

Hasta ahora los últimos estudios realizados por Metroscopia para EL PAÍS, otorgan un empate técnico entre PSOE y PP con una ligera ventaja del actual partido del gobierno, cuando hace unos meses era el PSOE el que estaba a la cabeza. Aun así desde Metroscopia se llama la atención sobre la dificultad de dictar un veredicto sólido cuando el nivel de abstención que se declara es muy alto y el voto decidido es también exiguo. No obstante, su último estudio, del pasado 6 de abril, coincide con el del CIS en los datos brutos, o voz de la calle, que es la intención directa de voto más simpatía. La diferencia en la conclusión se da tras la llamada cocina, es decir, la ponderación de los datos y los distintos criterios de aplicación.

El PP admite que no puede confiarse ante los datos el CIS

El número dos de la candidatura del PP a las europeas y responsable del programa, Esteban González Pons, ha asegurado hoy que su partido "no se mide con el PSOE" sino "con la abstención.". Así se ha pronunciado ante la encuesta del CIS -en la que los populares aventajan a los socialistas en casi seis puntos- , reconociendo además que no se pueden dar por ganados los comicios del 25 de mayo por este sondeo.

En declaraciones a los periodistas antes de entrar a la reunión del grupo popular en el Congreso, González Pons ha recordado que la encuesta pronostica lo que votarían los ciudadanos en unas generales, que no son los comicios que se van a celebrar este mes, y ha insistido en que "la única encuesta que vale es la del día de las elecciones".

Sí ha valorado el hecho, a la vista de este sondeo, de que aumente "notablemente" el porcentaje de personas que tienen intención de votar, y eso significa, en su opinión, que los españoles quieren decidir por sí mismos y "no renuncian a ser quienes manden en Bruselas". Así, ha remarcado que el mayor enemigo de los populares en esta campaña "es la abstención", que es con la que realmente se mide su partido, y no con el PSOE.

Más información