Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El relato de Interior de los 26 minutos más negros del 22-M

“Un millar de violentos rodeó y agredió a los agentes”, relata Cosidó ante el Congreso

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, leyó en la comisión de Interior del Congreso el parte de la batalla campal que se desencadenó entre la plaza de Colón y la de Cibeles desde las 20.34 hasta las 21.00 del pasado 22 de marzo, al finalizar la Marcha por la dignidad. Este fue su relato ante los parlamentarios:

Especial virulencia en Recoletos. “A partir de las 20.34 se extienden las agresiones a la policía, acusándose una especial virulencia en la zona de Recoletos que se incrementaba conforme avanzaba la noche. A las 20.35 se hizo una petición de ayuda y tras numerosos lanzamientos contra la policía se ordenó un despliegue táctico consistente en el avance de los grupos de la Unidad de Intervención ubicados en Colón hacia Cibeles hasta la altura de Bárbara de Braganza y de la estación de Recoletos para disolver a los violentos”.

Cordón policial. “A las 20.45 se apreció un grupo muy agresivo situado en los inicios del paseo de Recoletos que se refugiaba entre los manifestantes para agredir a la policía. Entonces se optó por crear un cordón policial para proteger a los asistentes pacíficos ante los incidentes que se estaba produciendo”.

Brutal agresión a agentes municipales. “En el transcurso de estos movimientos se pudo apreciar en los carriles centrales del paseo de la Castellana de cinco furgonetas de la Policía Municipal. Los agentes estaban siendo brutalmente agredidos por lo que el grupo de las Unidades de Intervención acudió en su auxilio. Los policías fueron atacados con todo tipo de armas que se puedan concebir en un contexto de guerrilla urbana, llegando a establecer cercos formados por vallas metálicas y papeleras y contenedores incendiados en torno a los policías”.

Un camión de bomberos irrumpe en la escena. “En el momento de auxiliar a los municipales, el grupo de la UIP (antidisturbios) fue sorprendido en su formación por un camión de bomberos que acudía entre las 20.45 y las 21.00 para apagar una barricada en llamas. Este hecho fue aprovechado por algunos de los grupos violentos para parapetarse detrás de ese camión y romper la línea de contención. Un millar de violentos rodeó a los policías y los agredió de forma brutal, ocasionando 33 policías heridos”.

101 heridos. “Como resultado de las agresiones sufridas por los funcionarios policiales y de la legítima defensa que estos efectuaron, se registraron 101 personas asistidas por los servicios de Urgencias, de los cuales 47 fueron policías nacionales, 20 municipales y 34 manifestantes. En esta legítima defensa se utilizaron 126 pelotas de goma, 174 salvas de fogueo y 3 botes de humo”.

Más información