Bruselas insiste en que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE

El Ejecutivo comunitario remarca que tendría idéntica consideración que un “país tercero”

Artur Mas (izquierda) con Jordi Baiget, secretario de Gobierno, durante la reunión del Gabinete.Foto: atlas | Vídeo: MARTA PÉREZ (EFE) / ATLAS

Nuevo jarro de agua fría para las aspiraciones catalanas de conjugar independencia con pertenencia a la Unión Europea (UE). El Ejecutivo comunitario ha reiterado hoy que la potencial independencia de Cataluña tendría una primera repercusión automática: su salida inmediata de la Unión y su consideración como un "país tercero". La Comisión Europea responde así al informe que ayer publicó el Consejo Asesor para la Transición Nacional según el cual Cataluña seguiría vinculada a la UE por razones de "lógica y pragmatismo".

Más información
Los asesores de Mas desoyen a la UE sobre la exclusión de Cataluña
La Constitución frena la consulta
Mas: “A partir del ‘no’, buscaremos el marco legal para la consulta”
Los diputados catalanes hacen una defensa cerrada del derecho a votar
Artur Mas: “El proceso sigue”
Toda la información sobre la consulta catalana

"Un nuevo Estado se convertiría, por el hecho mismo de su independencia, en un país tercero respecto a la UE y los Tratados de la Unión no se aplicarían desde el mismo día de su independencia", ha subrayado un portavoz comunitario. "La Comisión lleva meses e incluso años diciendo que ante escenarios como la separación de una parte de un Estado miembro o la creación de un nuevo Estado, no será neutral con respecto a los Tratados".

Desde el inicio del proceso soberanista catalán, el Ejecutivo comunitario no ha movido un ápice su postura sobre una potencial adhesión a la UE: tendría que dar los mismos pasos que cualquier otro país que quisiera pertenecer al bloque comunitario. Es decir, Cataluña tendría que empezar desde cero el procedimiento de entrada a la Unión sin que Bruselas contemple la creación de ningún atajo excepcional. Llegado el caso, el portavoz de la UE ha recalcado hoy que expresaría su opinión sobre las consecuencias legales bajo la ley comunitaria, “a petición del Estado miembro y detallando un escenario preciso”.

Según esta misma fuente, la Comisión Europea "siempre ha señalado que su papel no es expresarse sobre cuestiones de organización interna o estructura constitucional de los Estados miembros".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS