Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba pondrá en marcha en junio su propuesta de reforma constitucional

El PSOE buscará en junio complicidades al proceso de comunidades y expertos

Según el líder socialista, Durán estaría de acuerdo con la iniciativa para resolver el conflicto catalán e intentará convencer a Rajoy

El líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba está convencido de que la salida al enconado conflicto de Cataluña está en la reforma de la Constitución. Y considera que esa posición la comparten otros dirigentes de diferentes partidos y, especialmente, de Cataluña. Más concretamente, el sector de CiU que lidera Josep Antoni Duran Lleida, con el que habló la pasada semana en el Congreso.

Por eso, el secretario general del PSOE anunció este lunes en Catalunya Radio su intención de impulsar ese proceso de reforma en junio, justo después de las elecciones europeas del próximo 25 de mayo. Además de Cataluña, Rubalcaba asegura que apunta a resolver las tensiones recentralizadoras del Estado. Los socialistas cumplen el requisito de contar con el mínimo de los 70 diputados necesarios para promover una reforma constitucional, con la convocatoria de una ponencia en el Congreso. Sin embargo, el PP, que se opone a cualquier tipo de reforma constitucional, tiene capacidad con su mayoría absoluta para vetar no solo cualquier cambio en la ley fundamental, sino también la propia creación de la ponencia.

Homs desdeña la propuesta del PSOE por no apoyarla el PP

ÀNGELS PIÑOL

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sostenido esta mañana que el lider de Unió está conforme con el proceso de reforma que promueven los socialistas. Sin embargo, el Gobierno catalán ha mostrado distancias con la sugerencia al sostener que, de entrada, no la pueden valorar porque no la conocen y que, por otra parte, tampoco puede ser tenida en cuenta porque solo la firma uno de los grandes partidos de España. "Para poder valorarla, hay que conocerla y, después, tendría que ser apoyada al menos por las dos terceras partes del Congreso. No podemos perder el tiempo", ha aducido esta mañana Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo catalán. El mismo Artur Mas ha defendido en alguna ocasión esa línea al entender que una reforma sin la complicidad del PP está condenada al fracaso y es poco más que papel mojado. En su discurso, Homs ha enviado un mensaje tanto al PP como al PSOE al sostener que en Cataluña las cuatro fuerzas políticas que han apoyado la fecha y la pregunta de la consulta son muy distintas (CiU, ERC, Iniciativa y la CUP) pero, en cambio, han logrado un acuerdo transversal para que sea posible el referéndum prescindiendo de cuestiones ideológicas.

La intención del líder socialista es pasar primero por otras etapas que incluyen la búsqueda de complicidades en comunidades autónomas, en otros partidos, en medios de comunicación y en expertos, entre otros. Sería la primera vez que un solo partido impulsa un proceso hacia la reforma constitucional, y el líder del PSOE pretende convencer a Rajoy.

Hasta ahora solo ha habido dos retoques mínimos, pactados de forma exprés por PP y PSOE. En ambos casos eran cambios obligados desde fuera de España y uno se refería al voto de los europeos en elecciones municipales y otro al déficit público y el pago de la deuda. Lo más parecido se produjo en febrero cuando el PSOE intentó crear en el Congreso una subcomisión que, sin hablar expresamente de reforma constitucional, sirviera para analizar la política territorial y las disfunciones del estado autonómico. La propuesta no pasó de la Mesa del Congreso, donde el PP, implacable con su mayoría absoluta, la bloqueó. También rechazó una propuesta de resolución similar en el debate sobre el estado de la nación.

Ahora, los socialistas buscarán cómo dar mayor contenido, peso y solemnidad, a su propuesta, convencidos de que es la única forma de salir del atasco entre Cataluña y el Estado. La base, según los socialistas, será su propuesta territorial y de reforma constitucional aprobada en Granada en junio de 2013. Esa propuesta federal sirvió para que el PSC se pusiera del lado del PSOE y frente a la consulta que proponen CiU, ERC e ICV para el 9 de noviembre.

La propuesta es rechazada expresamente por PP desde un lado y por ERC por otro. Incluye, según explicó este lunes Rubalcaba, el reconocimiento de la singularidad de Cataluña, la modificación radical del Senado y el cambio en el reparto competencial entre el Estado y las comunidades.

El PSOE plantea que en la Constitución haya “un solo listado con las competencias exclusivas del Estado” y que “todas las demás” sean de las comunidades. A los hechos diferenciales ya recogidos en la Constitución propone añadir uno para Andalucía (por ser la única comunidad que accedió a la autonomía por el artículo 151.1), otro reconociendo expresamente “los derechos históricos que el Estatuto [catalán] recoge en su artículo 5” y uno más con las “especificidades en derecho civil” de varias autonomías. Plantea también “reforzar el poder autonómico” de las comunidades con más de una lengua oficial y el papel de los tribunales superiores de Justicia, entre otras.

La propuesta de Duran es incluir en la Constitución una disposición transitoria específica para Cataluña, similar a la del País Vasco, con un régimen fiscal parecido al concierto navarro y vasco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información