Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la policía: “No toleraremos ninguna expresión de violencia en la calle”

Más de un millar de personas protestan en Barcelona contra los recortes

En Madrid, la marcha del 25-S es secundada por unos dos centenares de personas

El director general de la policía, Ignacio Cosidó, ha recalcado este sábado que el cuerpo que dirige "no va a tolerar ninguna expresión de violencia en las calles y actuará con toda la firmeza que permite el Estado de derecho para hacer frente a cualquier grupo extremista o radical que pretenda perturbar la paz social".

Pocas horas después en Madrid y Barcelona estaban convocadas sendas marchas no autorizadas, que han discurrido bajo un férreo control y vigilancia de decenas de agentes. En el centro de Barcelona más de un millar de personas se han manifestado bajo el lema #desobediencia2014, contra los recortes y las reformas legales emprendidas por el Gobierno central sobre la reforma del aborto y el proyecto de ley de seguridad ciudadana. Un grupo de encapuchados ha reventado esta sábado los cristales de varias sedes bancarias al paso de la marcha por el centro de Barcelona.

En Madrid, la convocatoria de la Coordinadora 25-S ha tenido más presencia policial que de manifestantes, que no han pasado de dos centenares. El director de la policía había subrayado esta mañana que la policía iba a trabajar "para lograr la salvaguarda de la libertad y los derechos del conjunto de los ciudadanos y para seguir garantizando la convivencia democrática de todos".

Las palabras del director de la policía llegan una semana después de los graves incidentes que tuvieron lugar en Madrid al final de la Marcha de la Dignidad, donde 88 de personas resultaron heridas y se produjeron 24 detenidos, uno de ellos aún en prisión.

Tras esos incidentes, cientos de agentes se manifestaron para protestar por los fallos en el dispositivo desplegado y en apoyo de sus compañeros heridos.Y todo ello en un momento en el que se ha abierto un debate sobre si debe o no acotarse zonas concretas en la capital donde se desarrollen las manifestaciones. Una idea que en principio el Ejecutivo ha rechazado y que propuso la alcaldesa de la ciudad.

Más información