Las siete claves del futuro de España, según Rajoy

La economía copa el discurso del presidente del Gobierno Cataluña, la presión migratoria y la lucha contra la corrupción, ocupan el tramo final

En un discurso de hora y media, Mariano Rajoy dibujo un estado de la nación instalado en la cumbre de la recuperación, reafirmándose en todas las reformas legales adoptadas y anunciando que los dos años que le restan de legislatura serán previsibles en su política porque continuará desarrollando las mismas medidas. El presidente del Gobierno anunció dos medidas de choques para favorecer el empleo que pasan por una rebaja de impuestos para 12 millones de contribuyentes a partir de 2015 y una tarifa plana para los empresarios que contraten a trabajadores con carácter indefinido de 100 euros al mes, un 76% inferior a lo que se paga actualmente.

El presidente del Gobierno evitó referencias a la reforma de la Ley del Aborto que acomete su Gobierno con mucha resistencia dentro del propio PP y en la sociedad; pasó de puntillas por el problema de la inmigración y trato la corrupción sin referirse a los problemas de su propio partido. Lo que sigue es un resumen de las propuestas y reflexiones claves de su discurso:

Más información

 1. Perseverancia en la misma política.

“Es evidente que se ha producido un cambio de enormes consecuencias para la situación española, porque se trata de un cambio de tendencia. Ha variado nada menos que el rumbo, señorías: hemos invertido la dirección de nuestra marcha; hemos pasado del retroceso al avance, de la caída a la recuperación, de la amenaza a la esperanza. Por resumirlo todo en una imagen, si me lo permiten, hemos atravesado con éxito el cabo de Hornos.

No es para estar satisfechos, si contemplamos lo que nos queda, pero, señorías, en la senda de la recuperación del bienestar, bien podemos decir que ya hemos alcanzado la primera cumbre. La consecuencia inmediata de todo esto, como ya he señalado, es que vamos a continuar con el mismo propósito, con el mismo rigor y en la misma dirección. Que nadie espere improvisaciones, ni atajos apresurados, ni recetas mágicas, ni bandazos.

Seguiremos desarrollando las reformas en curso, porque han dado muy buen resultado, y aplicaremos lo antes posible las que tenemos pendientes.

Hemos hablado de grandes reformas en educación, en administración, en el empleo... Todas van a lograr que al salir de la crisis España se muestre al mundo con un nuevo rostro, rejuvenecido, como corresponde a un país que ha sabido fortalecer sus posibilidades, su dinamismo y su eficiencia.

Señorías, como he dicho al principio, no nos mueve ya la esperanza, sino la ambición.

2. Previsiones económicas al alza; más crecimiento y empleo

Debemos, pues, modificar nuestras previsiones económicas y de empleo para el próximo año. Así lo reflejará el Programa de Estabilidad que hemos de presentar a la Comisión Europea en el mes de abril.

Lo que en este momento les puedo anticipar es que el crecimiento previsto del producto interior bruto en términos reales se revisará al alza.

La previsión es que alcancemos un crecimiento del 1% para el año 2014, y del 1,5% en el año 2015.

Todo ello nos permitirá avanzar en nuestro objetivo primordial: favorecer la creación de empleo. Este año 2014 se creará ya empleo neto, tanto en términos de contabilidad nacional, como en la Encuesta de Población Activa. Y contaremos también con más afiliados a la Seguridad Social. De hecho, ya tenemos a día de hoy más afiliados que en las mismas fechas de 2013.

 3. Reforma fiscal: rebajas a doce millones de contribuyentes

 “El propósito de la futura reforma fiscal será consolidar el crecimiento económico, mejorar la competitividad, favorecer la creación de empleo, e incluir medidas sociales de apoyo a las familias y las personas con menos recursos.

El cambio más inmediato en la estructura del Impuesto sobre la Renta, aliviará la carga fiscal, con especial incidencia en las rentas medias y bajas. 12 millones de contribuyentes se verán beneficiados por la reforma a partir de 2015.

Es más, los trabajadores que ganan menos de 12.000 euros al año, no pagarán el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Además, mejorarán las deducciones fiscales para las familias, porque se elevarán significativamente los mínimos personales por hijos. Y lo mismo se hará respecto a los ascendientes y personas con discapacidad que convivan con el contribuyente.

4. Creación de empleo: tarifa plana de 100 euros por contrato indefinido

La contratación indefinida de nuevos trabajadores tendrá una tarifa plana de cotización a la Seguridad Social de 100 €. Siempre que se trate de creación de empleo neta. Este viernes, aprobaremos en Consejo de Ministros esta rebaja de las cotizaciones que permitirá a cualquier empresa, independientemente de su tamaño, que quiera contratar a más trabajadores, y lo haga de forma estable, independientemente de su edad, cotizar a la Seguridad Social (por contingencias comunes) 100 euros al mes, ni uno más, durante los primeros 24 meses. Siempre que suponga un aumento de plantilla.

En el caso de que una empresa no mantuviera el contrato del trabajador durante los 3 años siguientes a la contratación inicial, deberá reintegrar todos los beneficios aplicados.

Esto supone, por ejemplo, para un sueldo bruto al año de 20.000 euros y que el importe de su cotización a la seguridad social es de 5.700 euros, cada nuevo empleo creado, la empresa pasará a ingresar solamente 1.200 euros, es decir, en este caso concreto estaríamos hablando de una rebaja en las cotizaciones sociales de un 75%.

5. Lucha contra la inmigración irregular

Los recientes acontecimientos de Ceuta y Melilla ponen de actualidad un dramático problema que la Europa comunitaria todavía no ha acertado a resolver. Es preciso reformar la cooperación con los países de origen y tránsito, establecer una cooperación más estrecha con las organizaciones internacionales correspondientes y redoblar la lucha contra la trata de seres humanos y la inmigración clandestina, además de reforzar las actividades de la Agencia Frontex.

6. Medidas para combatir la corrupción

Este mismo mes (3 de febrero), hemos conocido los resultados del Informe Anticorrupción de la Comisión Europea, que reconoce en España los esfuerzos hechos por el Gobierno y por este Parlamento para atajar la corrupción. De los casos de corrupción que tenemos noticia hoy se están ocupando los tribunales. El Gobierno y este Parlamento, con reformas y medidas, trabaja y trabajará en la prevención y castigo de los que se produzcan mañana.

7. Cataluña: contra la independencia, en defensa de la Constitución

Primero: España es un Estado de Derecho donde quien nos gobierna a todos es la ley.

Segundo: A este gobierno le preocupa, y mucho, la suerte de todas las personas que viven en Cataluña y le preocupa, y mucho, que se arriesgue su bienestar y su futuro.

Y tercero: Los españoles no hemos conocido otra condición que la unidad, y ni queremos ni nos conviene quebrarla.

España es un Estado de Derecho.Todos, en consecuencia, estamos sometidos a la Constitución y a las leyes. También nosotros, señorías, que estamos aquí porque hemos prometido o jurado ante todos nuestra Constitución.Y, según esas leyes, es el conjunto del pueblo español quien tiene la capacidad para decidir lo que sea España. En esto consiste también la soberanía nacional.

Por tanto, nadie unilateralmente puede privar al conjunto del pueblo español de su derecho a decidir sobre su futuro. Ni el Gobierno, ni ningún otro poder del Estado, ni siquiera esta cámara puede hacerlo.

En consecuencia, señorías, como todos ustedes saben, ese referéndum no se puede celebrar. No es legal.

No se asegura el futuro de los catalanes ni su bienestar ni su convivencia derribando la ley, corriendo aventuras, sembrando incertidumbres, ni maquillando la gravedad de las consecuencias.

 Ya lo he dicho en otras ocasiones, pero lo voy a repetir: soy el primer comprometido con que las cosas vayan bien en Cataluña, y voy a pelear por los catalanes, por su progreso y por su bienestar, como he hecho a lo largo del tiempo que llevo en el gobierno.

Y, además, porque nos conviene, porque juntos estamos mejor. No es, señorías, que los países más adelantados opten por la unidad, sino que la unidad hace que los países adelanten. No es la prosperidad lo que los une, sino al revés: es la unidad lo que los hace prósperos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción