Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía abre diligencias por los sobrecostes en los túneles de Pajares

El tramo del AVE a Asturias costará al menos 3.550 millones frente a los 1.000 previstos en 2003

Manos Limpias denunció a cuatro ministros de Fomento por "desprecio al interés público"

Las obras han sufrido varias inundaciones.

La fiscalía de Asturia ha abierto diligencias de investigación por los sobrecostes en la variante de Pajares, los túneles del AVE a Asturias bajo la cordillera cantábrica cuya obra comenzó hace una década y que costarán al menos 3.550 millones frente a los 1.000 previstos inicialmente. Lo hace a raíz de una denuncia del pseudosindicato Manos Limpias, que ha denunciado a los ministros de Fomento desde 2003 por "dejadez en sus responsabilidades públicas, falta de rigor en sus decisiones y desprecio al interés público".

La variante de Pajares es el mayor problema de la ingeniería española. Los dos túneles de 50 kilómetros para que el AVE salvase la Cordillera Cantábrica fueron anunciados en 2003 con una inversión de 1.085 millones de euros.

Según fuentes que trabajaron en la obra, los túneles se horadaron sin apenas estudios hidrogeológicos previos y con una pobre técnica de construcción. El resultado es que pincharon 21 acuíferos y secaron fuentes y ríos en la vertiente leonesa. Eso generó unas infiltraciones considerables de agua por los túneles, un caudal que Adif no consigue controlar y que suponen un trasvase oculto desde Pajares a León.

Los trabajadores han filtrado vídeos e imágenes de las infiltraciones y cuentan cómo nadie paró la obra pese a que las infiltraciones asomaron muy pronto. Una de las tuneladoras “avanzaba a buen ritmo cuando el 24 de noviembre de 2005 sobre las 6.00 se produjo una irrupción brusca de agua y lodo por el frente de excavación a la que siguieron dos, el 16 y el 19 de enero de 2006. Fueron los primeras de una serie de incidentes con el agua acaecidos desde entonces en todos los frentes de excavación”, según un informe posterior de Adif. Pese al agua, los túneles fueron horadados en un tiempo récord y están calados desde 2009, siguen sin fecha de apertura prevista.

Fomento admitía en una respuesta parlamentaria en enero que la obra tiene un presupuesto previsto de 3.550 millones de los que ya se han ejecutado 2.943 millones. El grupo constructor del Canal de Panamá cifra los sobrecostes de la obra en unos 1.200 millones de euros, muy por debajo de los 2.500 de desfase previstos en la variante de Pajares desde el presupuesto inicial al actual.

Los ministros desde que comenzaron las obras han sido Francisco Álvarez Cascos (PP); Magdalena Álvarez (PSOE), José Blanco (PSOE) y Ana Pastor (PP). Manos Limpias señala que han actuado con "imprecisiones, falta de planificación, ausencia de rigor técnico, decisiones políticas buscando réditos apresurados en detrimento del interés público".

Más información