Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en México dos veteranos etarras que acumulan 18 asesinatos

Juan Jesús Narváez Goñi e Itxiar Alberdi Uranga llevaban 22 años huidos

Se les considera autores de los atentados para boicotear las Olimpiadas de Barcelona

Ella participó en el asesinato del catedrático Manuel Broseta

Juan Jesús Narváez Goñi e Itxiar Alberdi Uranga.
Juan Jesús Narváez Goñi e Itxiar Alberdi Uranga.

Los veteranos etarras Juan Jesús Narváez Goñi, Pajas, de 53 años, e Itxiar Alberdi Uranga, de 50, han sido detenidos en Puerto Vallarta, en el Estado mexicano de Jalisco, con lo que concluye una fuga de 22 años para ambos. Los dos terroristas, que según la información facilitada por el Ministerio del Interior, acumulan 18 asesinatos, han sido arrestados por agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de México, en colaboración con la Comisaría General de Información (CGI) del Cuerpo Nacional de Policía. Interior asegura que son los dos terroristas con más muertos que estaban reclamados en estos momentos por la justicia española: 18.

Los dos detenidos vivían al margen del colectivo "conocido" de refugiados de ETA (hay una amplia colonia en México), sino que residían en la clandestinidad, dentro de un llamado "colectivo cerrado". Ambos fueron localizados, según la policía, en el marco de la campaña de investigación que ha permitido localizar a numerosos etarras dispersos por Reino Unido, Bélgica, Italia, Francia, Venezuela, Brasil y México.

Pajas, siempre según la información facilitada por Interior, formó parte a principios de los años 80 del comando legal (no fichado)  X-1, que colaboró con el comando de liberados Nafarroa en la comisión de varios atentados y, que acabó con la vida de un agente de la Policía y de un capitán de la Guardia Civil en Pamplona, Navarra. "En abril de 1987, y tras pasar a la clandestinidad, Narváez Goñi fue detenido en Marsella (Francia) y expulsado a España donde ingresó en prisión. En marzo de 1988, tras salir de la cárcel se incorporó de nuevo a las estructuras clandestinas de ETA. Goñi ha sido reclamado por la justicia en diez ocasiones". Se le atribuye su participación en siete asesinatos.

Itziar Alberdi Uranga, por su lado, se puso en paradero desconocido en noviembre de 1986, tras la liberación del industrial alavés secuestrado, Lucio Aguinagalde, lo que conllevó la desarticulación del comando Araba para el que Alberdi realizaba labores de apoyo e infraestructura. Itziar Alberdi ha sido reclamada por la justicia en siete ocasiones. Itziar Alberdi Uranga participó en el asesinato del catedrático Manuel Broseta.

Con posterioridad, ya a sueldo de la banda, se integraron en el comando Ekaitz, que entonces comandaba el conocido asesino José Luis Urrusolo Sistiaga. Este grupo contaba con infraestructura en Barcelona, Zaragoza, Valencia y Tarragona. Su misión, según Interior, era "atentar en la costa mediterránea para boicotear los Juegos Olímpicos de Barcelona 92".

"Hasta la desarticulación de este comando, el 21 de marzo de 1992, y en el breve espacio de un año, este comando realizó numerosos atentados con explosivos y armas de fuego, con el trágico resultado de 18 asesinatos y numerosos heridos graves", asegura el comunicado de Interior.