Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil niega contradicciones con la versión del ministro del Interior

Fernández de Mesa se defiende de la presión con una nota que extracta sus declaraciones

Detalla cronológicamente sus manifestaciones públicas previas el ministro

EL PAÍS las completa con los audios y las transcripciones ampliadas de las entrevistas

La presión política tras la tragedia de Ceuta se ha trasladado casi en su integridad sobre el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, tras la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la que este aseguró que se habían disparado pelotas de goma al agua durante la llegada de los inmigrantes. La contradicción entre lo manifestado por el ministro en sede parlamentaria y lo afirmado previamente en los medios de comunicación por el director general ha llevado a la Dirección General de la Guardia Civil a hacer pública una nota titulada "cronología de declaraciones del director general en relación con el uso de medios antidisturbios en Ceuta". Lo que la nota quiere dejar claro es que "se rechazan de plano las acusaciones de haber faltado a la verdad y de contradecir las palabras pronunciadas por el ministro de Interior en la Comisión del Congreso de los Diputados". En cualquier caso, la propia existencia de una nota de este cariz es prácticamente inédita.

La nota afirma que se trata de un "extracto cronológico exclusivamente de lo referido de pelotas de goma", para sostener que "queda acreditado" que Fernández de Mesa "sí informó" de la utilización "de pelotas de goma y fogueo, incluso en el mar" con anterioridad a la comparecencia del ministro. Por tanto "no hay contradicciones".

Esta es la cronología de la nota, a la que se añaden -no vienen en el comunicado- las preguntas y repreguntas que rodearon las declaraciones destacadas por la Dirección General de la Guardia Civil:

LAS PRIMERAS DECLARACIONES. El "extracto" se abre con las declaraciones a la Cadena Ser, el 7 de febrero, a las 14.30. La nota destaca: “Según los datos que yo tengo y los informes que tenemos HASTA ESTE MOMENTO se han utilizado pelotas de goma en la valla para impedir el asalto de un número importante de subsaharianos". Las mayúsculas y las negritas se reflejan como vienen en el comunicado, que aclara que entonces "ya se explica su utilización [de las pelotas de goma} de acuerdo con la información disponible".

La transcripción de es momento de la entrevista es esta:

José Antonio Marcos: ¿Disparó o no disparó la Guardia Civil en el mar a los inmigrantes?

Arsenio Fernández Mesa: La Guardia Civil no usa fuego real en ningún caso. Ni muchísimo menos disparar a personas que están nadando en la mar tratando de luchar por sus vidas. (…) Es muy injusto que la Guardia Civil pueda pensar que ha de

José Antonio Marcos: ¿Fuego real no? ¿Pelotas de goma tampoco?

Arsenio Fernández Mesa: No. Pelotas de goma en la mar no. Los datos que yo tengo, los informes que yo tengo, es que se han utilizado en la valla.

SEGUNDAS DECLARACIONES. Fueron realizadas a las 23.00 del mismo día 7 a RNE. El estracto dice: “Las pelotas de goma y balas de fogueo fueron utilizadas, aunque nunca para disparar directamente contra ningún inmigrante” y luego se aclara que "se reitera la utilización de medios antidisturbios aunque, en ningún caso, directamente contra las personas".

La integridad de la declaración fue esta: "La Guardia Civil ha utilizado los medios que le permite la ley, que desde luego no pueden atravesar las vallas, sino que hay que lanzarlas por arriba, por lo tanto son tiros hacia arriba con pelotas de goma para disuadir esa entrada y después lo que se produce en la mar es que la prolongación del espigón hacia afuera delimita una línea (...) y en ese sentido, la Guardia Civil, cuando alguien pretende entrar de un lado a otro es rechazar esa entrada. Desde el primer momento se han utilizado las pelotas de goma y de fogueo; lo que en todo momento no se ha negado es que se hayan utilizado para disparar a inmigrantes que estuvieran en la mar, eso de ninguna de las maneras, vamos. Se ha utilizado para impedir que cruzara la valla o el paso fronterizo del Tarajal. Eso son dos cosas completamente distintas. Nunca se han disparado contra los inmigrantes en el agua, claro".

TERCERAS DECLARACIONES. Arsenio Fernández de Mesa contó a la Cope lo que ocurrió. Eran las 10.30. Dijo: “Las pelotas de goma y balas de fogueo fueron utilizadas, aunque nunca para disparar directamente contra ningún inmigrante”.

En la entrevista, la conversación seguía así:

Cristina Lopez Schlichting: Las ONG han organizado enorme escandalera. Consideran, y denuncian, que ustedes utilizaron bolas de goma cuando la gente se encontraba en el agua

Arsenio Fernández Mesa: Eso es completamente falso porque eso sería inhumano. No creo que haya ni un solo guardia civil que utilice como blanco a un ciudadano que está tratando de subsistir, nadando como puede. Ni muchísimos menos trataría de echarle, por decirlo de una manera plástica, la mano al cuello para terminar de ahogarlo. No creo que haya ningún español que crea que la Guardia Civil, ningún guardia civil de España, fuera capaz de eso.

Las últimas. Las hizo durante su visita a Ceuta el pasado día 12, en la víspera de la declaración de su jefe político directo en el Congreso: “Naturalmente que se han utilizado medios antidisturbios, ¿que con algún medio antidisturbios se le haya hecho daño a algún subsahariano? en modo alguno, primero porque las pelotas de goma en el entre vallado no se pueden usar directamente sino que tienen que ir con una trayectoria elíptica para poder saltar la valla de seis metros con lo cual lo que hay es una caída de la pelota.

En la mar, lo que se ha hecho, es la traza con el espigón de la zona en la que se delimitaba lo que era la zona marroquí de la zona española, nada más. Hay una orden dada para que en el momento en el que se estaban acercando nadando ya, a lo que podían ser aguas españolas, se parara inmediatamente de lanzar las trazas, para que supieran donde estaban las aguas nacionales y las aguas marroquíes. Se da orden casi a 25 metros de que no se sigan lanzado, no a ellos en ningún caso, sino en la línea de agua se dejaran de lanzar esas pelotas de goma para que no pudieran herir absolutamente a nadie. Todo lo contrario”.

Esto último, reproducido por un teletipo de la agencia Europa Press de ese mismo día, fue exactamente lo que al día siguiente dijo el ministro al Parlamento.

Más información