Barcina medita cómo llegar a las elecciones: “No voy a dimitir”

La presidenta navarra sopesa disolver el Parlamento o forzar al PSN a converger con Bildu

Yolanda Barcina, durante su participación en un desayuno informativo de la tribuna Fórum Europa.
Yolanda Barcina, durante su participación en un desayuno informativo de la tribuna Fórum Europa. EFE

El círculo de confianza de Yolanda Barcina (UPN) rodea a la presidenta navarra desde que la tarde del pasado martes la denuncia de irregularidades en la gestión de la Hacienda Foral por parte de su ex directora, Idoia Nieves, rompiera la tensa calma de su minoría parlamentaria. Desde que el PSN amenazara con la moción de censura para forzarle a convocar elecciones anticipadas en mayo, Barcina y sus asesores analizan los posibles escenarios, una vez se resignan a esa convocatoria electoral. La propia Barcina ha afirmado en una entrevista con Navarra Televisión que no va a dimitir y ha planteado al secretario general del PSN, Roberto Jiménez, que, "si quiere, presente con Bildu la moción de censura y nos ahorre este paripé a todos los navarros".

Más información
Yolanda Barcina se resigna a dejar la presidencia del Gobierno navarro
Un caso de corrupción pone al límite el Gobierno de Navarra
El PSOE intenta evitar que la crisis en Navarra se vuelva en su contra
Navarra se merece la verdad
Dos años de cárcel a los autores de los tartazos a Barcina

La presidenta del Gobierno ha indicado que, "si quiere hacer una moción de censura, yo incluso le diría al señor Roberto Jiménez que para qué hacer este paripé de esperar 15 días". "Que la presente ya. No voy a dimitir. Que presente el señor Roberto Jiménez con Bildu la moción en el momento que quiera. Incluso que nos ahorre este paripé a todos los navarros", ha insistido.

Hoy el entorno de la presidenta apuesta por forzar a los socialistas a la imagen de sacarle del gobierno mediante una moción de censura en la que necesita los 7 votos de Bildu. Creen que la prioridad está en demostrar la inocencia de la consejera de Economía, Lourdes Goicoechea, acusada de intentar favorecer a las empresas a las que asesoraba antes de llegar al cargo por parte de la ex directora de Hacienda y consideran que arrojar la toalla supondría reconocer su responsabilidad. Juega en su contra el calendario, que marca 15 días para concluir la comisión de investigación que aprobó ayer el Parlamento y la mayoría de la oposición en la cámara, decisiva para ratificar las conclusiones a las que llegue esa apresurada investigación sobre la Hacienda Foral.

Además, salir del gobierno mediante una moción de censura por un supuesto caso de corrupción dejaría tocado el liderazgo de Barcina en su partido, tras ganar por un estrecho margen el congreso del año pasado.

Con esos riesgos encima de la mesa, las declaraciones de la presidenta a Diario de Navarra, en las que habló de luchar "para que no haya un gobierno con Bildu ni dos meses", han dado aire a quienes, dentro de su partido apuestan por la disolución del Parlamento por iniciativa propia. Esa idea mantendría a UPN en un gobierno en funciones, evitando el ejecutivo "de auditoría", propuesto por el líder del PSN, Roberto Jiménez.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz parlamentario de los regionalistas, Carlos García Adanero, ha considerado que esa idea podría ser interesante "para evitar que Bildu pueda estar un solo minuto en el Gobierno de Navarra".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS