Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU hostigan al Gobierno con el aborto en el Congreso y el Senado

Alfredo Pérez Rubalcaba rechaza "pactos o componendas" sobre el aborto

Los diputados votarán en secreto la retirada del anteproyecto sobre interrupción del embarazo

Con votación secreta, con llamamiento público a los diputados para que introduzcan una papeleta en la urna, todos los parlamentarios se manifestarán este martes en secreto sobre si quieren la retirada del anteproyecto de ley del Gobierno sobre el aborto. Habrá muchos votos favorables a esta proposición de ley del Grupo Socialista, prácticamente toda la oposición, pero no suficientes para que salga adelante en virtud de la mayoría absoluta de la que goza el PP.

En el debate, la diputada socialista, Elena Valenciano, recién elegida cabeza de lista al Parlamento Europeo, se dirigirá a las diputadas del PP para que voten en libertad y en conciencia. Pero ni siquiera es seguro que pueda haber alguna abstención en la bancada popular, de manera que las diferencias que existen entre los populares sobre la reforma de la ley del aborto no se apreciará en el voto. En el Senado, simultáneamente, habrá una batería de preguntas de senadoras socialistas al Gobierno sobre el aborto.

En el primer pleno ordinario del nuevo período de sesiones, la intención del Gobierno de sustituir la actual legislación del aborto por otra ley mucho más restrictiva va a ocupar un lugar preferente en el Congreso y en el Senado. La número dos del PSOE, Elena Valenciano, lleva muy de su mano tanto las relaciones internacionales del PSOE –es la responsable federal de Política Internacional– como la batalla porque el anteproyecto de ley del Ejecutivo de Rajoy no llegue a buen puerto. Valenciano, vinculada a los movimientos feministas y fundadora de varias organizaciones de defensa de las mujeres, defenderá la proposición de ley para que el Gobierno no siga adelante con sus planes.

La petición que hizo la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, a la Mesa del Congreso, para que el voto sea secreto, como permite el Reglamento, tiene como objetivo poner a prueba la cohesión del PP con la petición vehemente que Valenciano hará desde la tribuna a las diputadas populares para que voten en conciencia. Ese voto en conciencia sí se producirá con naturalidad en CiU y en el PNV.

Otra votación se producirá al cierre de este pleno con otra iniciativa también sobre el aborto que va a defender Izquierda Plural. Este grupo defiende una ley de plazos como la que actualmente está en vigor.

Desde diferentes perspectivas, tres senadoras socialistas inauguran el pleno de la Cámara alta con preguntas al Gobierno sobre si las manifestaciones del pasado 1 de febrero en contra de sus planes sobre el aborto van a hacer que cambie de opinión. Este es el planteamiento de la senadora salmantina Elena Diego. "¿Va en línea de defensa de los derechos de las mujeres la futura ley del aborto que impulsa el Gobierno?", preguntará la senadora cordobesa Maribel Flores. Cierra el debate la senadora por Madrid Maru Menéndez, que se hace eco del criterio económico al que también alude el Gobierno para defender su futura ley. Esta política tiene la pretensión de que el Gobierno explique cómo afecta el impacto económico en los derechos de las mujeres y del nasciturus.

Para el PSOE no hay posibilidad de acordar nada sobre el anteproyecto de ley del aborto que el Gobierno prepara si de la legislación ahora vigente en España se elimina la ley de plazos. No sería suficiente con añadir el supuesto de interrupción del embarazo ante el supuesto de malformación del feto. "O se está por la libertad y se está con una ley de plazos, o no se está por la libertad".

Así lo ha dicho el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ante su grupo parlamentario, anticipándose a esa posible modificación que el gobierno piensa introducir. No es ajena tampoco esta aseveración a la oferta del presidente extremeño, del PP, José Antonio Monago, de pactar con los socialistas extremeños un texto sobre la futura ley. Tampoco el PSOE de Extremadura está por la labor de pactar con el PP de esa comunidad un arreglo.

Los socialistas no se van a apear de defender el derecho de las mujeres sobre su maternidad. "No vamos a parar hasta que se retire la ley del gobierno que es una medida para complacer a la extrema derecha". Esta noche se va a producir la primera votación en la que se pide que no llegue al Parlamento el anteproyecto gubernamental. Será en vano porque el PP la rechazará aunque el resto de los grupos apoyen la propuesta de retirada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >