Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña se cuela en los mensajes navideños de las comunidades autónomas

Los presidentes hacen balance y anticipan una dura batalla por la nueva financiación

Los presidentes autonómicos han aprovechado sus mensajes de despedida del año ante las cámaras para hacer balance. Este año, la carrera por la independencia de Cataluña que quiere emprender Artur Mas (CiU) ha restado minutos a la crisis económica en los discursos. Artur Mas, que trasladó su mensaje este lunes, dedicó las tres cuartas partes de su intervención a defender la convocatoria del un referéndum el año próximo.

“Pedimos que se nos deje votar. Y que el Estado no nos vea como un adversario y, ni mucho menos, como un enemigo. Hemos sido cuando hemos podido, queremos ser ahora y podemos ser en el futuro un aliado, un buen aliado”, afirmó el presidente catalán. Aunque admitió que, en principio, una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE, intentó mantener un tono optimista para que la situación se dirima en la vía política.

Varios dirigentes autonómicos trasladaron el tema catalán a sus alocuciones. Fue el caso de Alberto Núñez Feijóo (PP), que contrapuso su modelo en Galicia al de Mas. Y aseguró: "Nuestro país ofrece una estabilidad social y política que contrasta con aventuras que llevan a otras comunidades a la división y la incertidumbre. Para nuestra idiosincrasia, no es fácil entender que las instituciones sirvan para crear grietas artificiales, agravios fantasmagóricos y objetivos imposibles. Crear frustración no es el objetivo de la política democrática. Generar identidades excluyentes conduce a enfrentamientos que pueden tardar en cicatrizar. Frente a ese modelo convulso, los gallegos seguimos otro tranquilo".

En Asturias, el socialista Javier Fernández hizo un llamamiento al diálogo y también criticó el "desafío independentista" catalán. "Los asturianos tenemos autoridad moral para hablar de este asunto, porque nuestra fortísima conciencia de identidad no se construye contra otras realidades culturales, no precisamos grandes maquillajes de la Historia ni operaciones de mistificación para descubrirnos a nosotros mismos". "Nada de lo que suceda en España nos es ajeno. Las decisiones que repercuten en nuestra Constitución y nuestra forma de vida tienen que contar con nosotros", concluyó.

Otra de las claves de los mensajes anticipa una dura pelea en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica. "Quiero dejar una cosa muy clara", afirmó Alberto Fabra (PP) en su mensaje, "No voy a consentir que se trate a la Comunidad Valenciana de forma distinta al resto de España". Igual de desafiante estuvo el presidente de Madrid, Ignacio González (PP). En un paso más en su pugna con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, González agradeció a los madrileños "los esfuerzos realizados" para avanzar en la salida de la crisis y subrayó que en 2014 "no va a consentir que se les exijan más sacrificios, ni que se les pida que paguen más impuestos", ya que, subrayó, "no es justo que lo sigan haciendo sin ver una recompensa". "Nada ni nadie nos va a apartar de nuestro objetivo: procurar el bienestar de todos los madrileños, sin dejar a ninguno atrás", declaró González tras un año aciago marcado por el fracaso del proyecto de Eurovegas y el despertar del sueño olímpico.

En Extremadura, José Antonio Monago (PP) se desmarcó hablando de la polémica ley del aborto poniendo el énfasis en la capacidad de decisión de la mujer al subrayar que “nadie” puede “obligar” a nadie a ser madre. En su discurso apostó por “desideologizar” este asunto: “Creo sinceramente que la ideología no tiene que introducirse en asuntos de Estado [...] y tampoco en materias tan sensibles como la reproducción asistida o la interrupción voluntaria del embarazo”, afirmó.

La andaluza Susana Díaz (PSOE) se estrenó en el Patio de los Leones, el lugar más emblemático de la Alhambra de Granada. En un mensaje grabado el pasado viernes, Díaz recordó que el  36,4% de la población activa de Andalucía, 1,4 millones de personas, está en paro. “Tenemos que cambiar muchas cosas, las que hagan falta, para acabar con esa lacra insoportable del paro”. “Aún no hemos llegado a buen puerto” en el problema del desempleo, reconoció.

Iñigo Urkullu pidió para el País Vasco más presencia en Europa. La economía y la oportunidad para consolidar la paz en el País Vasco fueron los hilos conductores del mensaje del lehendakari.  José Ramón Bauzá (PP) de Baleares y Luisa Fernanda Rudi (PP), presidenta de Aragón, también se refirieron a la unidad territorial. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >