El Gobierno cree que la prioridad es la crisis y no cambiar la Constitución

Cospedal admite que la prevalencia sucesoria del varón “no casa con los tiempos”

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ayer en Ferraz durante la clausura del acto organizado para homenajear a la Constitución.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ayer en Ferraz durante la clausura del acto organizado para homenajear a la Constitución.ÁLVARO GARCÍA

La Constitución cumple 35 años y llegan desde todos los frentes presiones para cambiarla, incluso de alguien que fue clave en su elaboración como Felipe González. Pero el Gobierno no está por la labor. Es más, cree que no es el momento. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, lo dejó muy claro en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Y el presidente, Mariano Rajoy, remató la idea en un vídeo oficial grabado en La Moncloa —por tanto sin posibilidad de preguntas de la prensa— en el que reivindicó que este texto “no es un corsé que nos impida movernos, sino el marco de las libertades y derechos”. Rajoy, que llega a decir que “ya empezamos a superar la crisis” asegura que “los últimos 35 años han sido de lejos los mejores de la historia de España”.

Solo María Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, en una tribuna que publica este mismo día en EL PAÍS, después de reivindicar el texto constitucional, abre un resquicio para retocar una parte al señalar que “hay ciertos aspectos, como la prevalencia del varón en la sucesión de la Corona, que no casan con el signo de los tiempos y con lo que se espera de una sociedad igualitaria”.

La reforma de la Constitución es la apuesta central del PSOE para resolver el problema catalán y en general las tensiones territoriales. Alfredo Pérez Rubalcaba, líder de la oposición, reclamó ayer de nuevo ese cambio para profundizar en un modelo federal y acusó al Gobierno de estar vulnerando “la letra y el espíritu” de la Constitución con algunas de sus reformas, sobre todo la laboral.

Más información

La vicepresidenta contestó a Rubalcaba. “¿En qué consiste esa vía federal? Hay muchos modelos federales en el mundo. Nuestro país es de los más descentralizados del mundo”, aseguró. Sáenz de Santamaría incluso explicó por qué el PP ha olvidado las 14 reformas constitucionales que propuso cuando estaba en la oposición. “Cuando se está en la oposición se puede hablar de distintas reformas, pero cuando te corresponden tareas de Gobierno hay que analizar las posibilidades que hay de sacar adelante los proyectos. Y en el último debate del estado de la nación varios partidos pusieron encima de la mesa posiciones contradictorias. No hay consenso”, remató.

El Gobierno aparca así de momento la solución a la crisis independentista catalana. La vicepresidenta explicó que ni siquiera se ha cerrado la reunión de la comisión bilateral entre el Estado y la Generalitat. “Aún estamos con aspectos técnicos”, aseguró. Esto es, se sigue discutiendo qué contenido tendrá la cita. Eso sí, también evitó tonos duros. Cuando le preguntaron si, como planteaba Alfonso Guerra en EL PAÍS, habría que aplicar el artículo 155 de la Constitución e intervenir la Generalitat si se hace la consulta ilegal, Santamaría fue suave: “Antes está el recurso al Tribunal Constitucional, vamos paso a paso”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50