Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide a Bruselas avances en la investigación sobre Gibraltar

Los populares europeos exigen información sobre el lanzamiento de bloques de hormigón

La Comisión Europea ya dio un ligero tirón de orejas a Reino Unido hace tres semanas, cuando dictaminó que España no había infringido las normas al endurecer los requisitos para entrar en Algeciras a través de Gibraltar. Pero el Partido Popular pide a Bruselas una mayor implicación. El eurodiputado Luis de Grandes ha presentado hoy cuatro preguntas a la Comisión para saber si las autoridades del Peñón han incumplido las normas comunitarias medioambientales.

En las dos primeras preguntas, el eurodiputado popular pide información para saber si el lanzamiento de bloques de hormigón en la bahía de Algeciras y las prácticas de bloques de hormigón en la bahía de Algeciras y las prácticas de bunkering violan la legislación europea de protección medioambiental. De Grandes también pregunta sobre los rellenos de piedra y hormigón para construir espigones y sus efectos en la Zona Especial de Conservación Estrecho Oriental.

De Grandes quiere denunciar “los actos de agresividad y la transgresión de las normas comunitarias” llevadas a cabo por el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, según ha señalado en un desayuno organizado en Bruselas con la prensa española. Frente a las críticas a las autoridades del Peñón, el parlamentario popular ha insistido en salvaguardar las relaciones con Reino Unido, un país “amigo”.

El PP también denuncia la declaración pactada por el Gobierno socialista en Córdoba en 2006, y que, según De Grandes, implica “importantes concesiones” de España a Gibraltar respecto al texto anterior, el de Londres de 1987. “En 1987 hubo consenso. Y en Granada no”, ha resaltado el dirigente popular, que no considera necesario pactar con el principal partido de la oposición, el PSOE, la redacción de un nuevo texto.

Las preguntas presentadas por el PP, que la Comisión deberá responder en las próximas seis semanas, abordan solo aspectos medioambientales. No se tocan otros asuntos polémicos, como el blanqueo de capitales o el contrabando de tabaco. La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, reconoció la legalidad de los controles españoles, pero recomendó tanto a Londres como a Madrid que mejoraran el intercambio de información sobre contrabando de tabaco, así como hacer análisis más selectivos para reducir el número de controles fronterizos aleatorios.