Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior insinúa que modificará la Ley de Seguridad Ciudadana

Fernández Díaz no confirma si cambiarán las sanciones

Ampliar foto
Francisco Martínez, en su comparecencia. EFE

El Anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que se conoció la semana pasada sufrirá modificaciones antes de ser aprobado. Esto es lo que ha dejado caer el Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en su comparecencia este martes en el Senado. Martínez ha recordado que el texto está en fase preliminar y todavía tiene que ser supervisado esta misma semana por la Comisión de Secretarios del Estado y Subsecretarios antes de su primera lectura por el Consejo de Ministros. Estos cambios afectarán a las sanciones, según han informado fuentes de Interior a Europa Press, aunque no especifican si aumentarán o se reducirán, y el departamento de Fernández Díaz no lo ha confirmado a este periódico.

El secretario de Estado ha indicado que la futura ley acaba de iniciar su andadura, pero quedan "muchos pasos" en los que se pueden introducir modificaciones y mejoras, como ocurre con cualquier otro proyecto. "Se está trabajando en el texto continuamente", por lo que la propuesta "cambia cada día", ha subrayado Martínez.

La norma califica los comportamientos como muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros), graves (entre 1.001 y 30.000 euros) y leves (entre 100 y 1.000 euros). Entre las acciones que se sancionan con la máxima cuantía están la participación en manifestaciones sin autorización en ciertos perímetros como el Congreso de los Diputados, una central nuclear o un aeropuerto, hacer fotografías a policías mientras trabajan, entorpecer con dispositivos luminosos como los clásicos punteros láser vehículos u otros medios de transporte o la perturbación del orden público en espectáculos, acontecimientos deportivos u oficios religiosos.

También se considera muy grave la distribución de imágenes de los policías, así como datos personales de los agentes con fines que puedan suponer un atentado contra su intimidad, su familia o que puedan poner en riesgo una operación.

Estaba previsto que el borrador fuese remitido la semana pasada al Consejo de Ministros para su aprobación, pero se retrasó para llevar a cabo unos "ajustes jurídicos", según aseguraron fuentes del departamento, a consecuencia de las aportaciones de los juristas del propio ministerio y de otros. Estos cambios, podrían sin embargo, afectar a las sanciones que contempla el texto. El nuevo borrador se presentará este miércoles en la Comisión de Secretarios de Estado y subsecretarios, de la que podrían salir nuevas modificaciones. Interior tampoco puede asegurar que el texto se lleve este viernes al Consejo de Ministros.

Este borrador ha sido criticado desde numerosos colectivos políticos, sociales y hasta algún sindicato policial como el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ha manifestados sus reparos. Entre las medidas avanzadas más significativas se encuentra la de calificar como una infracción muy grave concentrarse sin autorización ante instituciones oficiales como el Congreso de los Diputados.

Ya dentro de las graves se contemplan conductas como la participación en disturbios con capuchas, gorros, pañuelos o máscaras a efectos de dificultar la identificación por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. También ofrecer o aceptar servicios de prostitución en la vía pública cerca de espacios de menores (colegios, guarderías, parques...) o en aquellos lugares que puedan afectar a la seguridad vial.