Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña tóxica del Ministerio de Fomento: “El petrolero ya no pierde fuel”

Cascos emprendió una guerra de desmentidos contra EL PAÍS

Las notas oficiales desinformaban a diario al ocultar los datos negativos

Durante los tres primeros días, el Gobierno intentó minimizar la tragedia ocultando los vertidos

Los desmentidos del Ministerio de Fomento.

La desinformación del Ministerio de Fomento durante la catástrofe del Prestige fue tan evidente, que durante los días de la crisis tuvieron que ir rectificando sobre la marcha muchas de las afirmaciones que habían puesto por escrito en sus notas previas. Durante aquellos días, el Ministerio de Fomento llegó a emitir más de 20 notas informativas para desmentir noticias publicadas en el diario EL PAÍS con datos que se fueron confirmando a medida que se conocieron los hechos por la investigación judicial abierta. Lo que sigue es un resumen de las notas oficiales y declaraciones públicas de los dirigentes del Gobierno en los tres primeros días de la crisis del Prestige.

  • 13 de noviembre. Ni rastro del vertido. El mismo día del accidente, Fomento difunde tres notas informativas pero ninguna mancha. El ministerio cuenta las características del petrolero, la tripulación a bordo, la carga del barco pero no cita que ha habido vertido al mar. Sólo una leve alusión a la posibilidad: "Se ha activado también la movilización de medios contra la contaminación por si fuera necesaria su utilización". Sin embargo, en el centro de Salvamento de Finisterre se registra a las 18.41 de ese mismo día la siguiente confirmación de fuel en alta mar junto al petrolero en dificultades: "Nos pasan coordenadas de la contaminación teniendo aproximadamente una longitud de 5,7 millas y un ancho de unos 300 metros".
  • 14 de noviembre. Aparece la mancha. El Ministerio de Fomento sólo informa sobre la mancha un día después, 14 de noviembre, en los siguientes términos: "Las inspecciones realizadas durante la mañana de hoy muestran una mancha de unos 200 metros de ancho por unas 20 millas (37 kilómetros) en la dirección en que ha derivado el buque durante la noche. El aspecto de la mancha es de color claro y se encuentra rota por zonas". 
  • 15 de noviembre. 14.00 horas. Fomento: "En estos momentos, el petrolero ya no pierde fuel". El Ministerio de Fomento emitió una nota fechada el 15 de noviembre a las 14.00 en la que asegura: "En estos momentos, el petrolero ya no pierde fuel". Esa afirmación chocaba con los datos de que disponía su centro zonal de Salvamento de Finisterre recogidos en el lugar por el que navega el Prestige: "Avión de Segepesca Roche informa que se encuentra en la vertical del buque y observa que está perdiendo gran cantidad de fuel".
  • 15 de noviembre. Arias-Cañete: "No temo una catástrofe ecológica ni grandes problemas en aguas españolas". El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, aseguró el viernes 15 de noviembre, cuando el Prestige se alejaba de la costa, que era menor el peligro de catástrofe ecológica y los problemas en aguas españolas. El consejero de Pesca de la Xunta, Enrique López Veiga, le siguió en esta hipótesis: "El riesgo de que el vertido alcance la costa no es muy alto". Cuando ambos dirigentes hacían estas declaraciones, las informaciones del Centro de Salvamento Marítimo que conocía el Gobierno eran las siguientes: - 14 de noviembre. 8.33: "Un helicóptero informa que se observa una mancha de fuel de 20 millas de largo y 200 metros de ancho". - 14 de noviembre. 16.20.- "La mancha en C. Villano es bastante espesa, de más de una milla y se encuentra a dos millas de la costa". - 15 de noviembre. 04.05.- "El costado del Prestige tiene una raja bastante grande y abierta. la situación la ven muy mal". - 15 de noviembre. 10.25.- "Reporta una mancha grande de grasilla y manchas de fuel de cinco a seis millas de largo por dos millas de ancho y calcula que debe llegar a una profundidad de 10 metros". - 15 de noviembre. 10.30.- "Avistamiento de manchas muy densas y compactas de 10 a 20 metros de diámetro". Pese a todas estas certezas, los dirigentes políticos del Gobierno central y de la Xunta de Galicia insisten en minimizar la importancia del accidente. El Delegado del Gobierno en Galicia, Arsenio Fernández de Mesa, declaraba el 15 de noviembre: "Hay previsión de que [la mancha de fuel] no llegue a tocar las costas gallegas".

Más información