Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda acredita que Bárcenas tenía poder en las cuentas del PP hasta el 2011

El juez toma esta mañana declaración a Lapuerta para que aclare los visés de los papeles

La relación de Luis Bárcenas con el PP y su trabajo y mando en el partido van más allá de la que, con sus palabras, los dirigentes de la formación pretenden hacer ver. El ahora extesorero estuvo autorizado para el manejo de cuentas bancarias del PP, al menos, hasta 2011. Y no solo eso, sino que, hasta esa fecha, también fue representante legal ante Hacienda. Así lo atestigua la documentación remitida por la Agencia Tributaria, tal como figura en el sumario.

Esta autorización y representación en cuentas pudo prolongarse durante más tiempo, pero el hecho constatado es que la Agencia Tributaria solo aportó la información sobre la relación de personas que estaban autorizadas para operar en los bancos en nombre del PP entre 2006 y 2011. Esa fue la documentación reclamada a la fiscalía después de que EL PAÍS publicara, el 31 de enero, los llamados papeles de Bárcenas. Posteriormente, el magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz unió estas pruebas a la causa abierta contra él y el PP ante los indicios de una presunta financiación irregular de los populares.

Las funciones del extesorero, según Hacienda ampliar foto
Las funciones del extesorero, según Hacienda

El Partido Popular, por su parte, insiste en que Bárcenas perdió sus poderes en octubre de 2009 y que así se hizo saber a las entidades bancarias. Fuentes del partido dicen desconocer de qué información dispone la Agencia Tributaria para certificar la presencia de Bárcenas como autorizado y reiteran que la formación dio la orden para que retiraran su firma.

La primera diligencia que exigió Anticorrupción fue la de solicitar a la unidad de apoyo de la Agencia Tributaria adscrita a la fiscalía “información sobre las declaraciones de retenciones e ingresos a cuenta y su contenido, presentadas por el PP desde el ejercicio de 2000. La información comprenderá la identificación de las personas que la han presentado”. En atención a la petición, Hacienda presentó un listado con los números de más de 2.500 cuentas bancarias que el PP tenía abiertas por toda España. Hacienda también remitió un listado con las donaciones realizadas al PP y declaradas a la Agencia Tributaria así como de las operaciones realizadas entre el partido y otras personas, ente otros.

La información de Hacienda no aclara si además de estar autorizado, el extesorero encarcelado realizó operaciones bancarias durante esos años en los que, supuestamente, ya había sido apartado por el partido tras conocerse sus cuentas en Suiza. En esa misma documentación de Hacienda se detalla que María Dolores de Cospedal, número dos del partido desde 2008, no tenía ningún poder legal en representación del PP más allá de ser “perceptora”, posiblemente por cobrar gastos de representación.

280.000 euros de Villar Mir a Faes

“Yo no soy ni del PP ni del PSOE”. El constructor Juan Manuel Villar Mir, presidente de OHL e imputado en el caso, aseguró en mayo ante el juez Ruz que “nunca” entregó dinero a partidos políticos. Se defendía así de la información contenida en los apuntes de la contabilidad paralela confeccionada durante 20 años por el extesorero. En ella figuran nueve donaciones que suman 530.000 euros entre los años 1990 a 1993 y 1997 a 2008. La ley de financiación de partidos prohíbe a las formaciones recibir donaciones de empresas adjudicatarias de contratos públicos.

Además, Bárcenas hizo constar en su última declaración judicial que Villar Mir le dijo que quería donar al PP otros 300.000 euros para la campaña electoral de 2011 y que él le recomendó que se dirigiera a José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado y un político de peso en la formación conservadora.

Villar Mir, que negó rotundamente lo dicho por Bárcenas, sí admitió ante el juez que pagó varias sumas periódicas a la Fundación Faes, el autodenominado “laboratorio de ideas” vinculado al Partido Popular que preside José María Aznar.

El constructor abonó, desde la fundación que lleva su nombre, 280.000 euros entre 2004 y 2011 a Faes, que organiza actos para difundir la labor y el ideario popular. Villar Mir restó importancia a estos abonos en su declaración judicial del 27 de mayo argumentando que también ha sufragado las actividades de Mujeres por África, fundación presidida por la exvicepresidenta del Gobierno socialista María Teresa Fernández de la Vega.

Entre los pagos que Villar Mir acreditó en el juzgado también figuran 273.635 euros entre 2010 y 2011 a la Fundación Fraga Iribarne, con la que se restauró la casa familiar del político gallego fallecido. Otra de las organizaciones beneficiadas por el constructor ha sido Solidaridad Internacional, creada en 1986 por miembros del PSOE. Sin embargo, solo Faes organiza actos directamente vinculados a un partido.

En ese informe existe un listado, con cerca de 23.000 apuntes, en el que se incluye el nombre de las personas que figuraban como perceptores del partido y las autorizadas en las cuentas de las que el PP era titular. Luis Bárcenas aparece en todos los años investigados. En el primero, en 2006 como perceptor, representante y administrador. En 2007 ya figura, además, como autorizado en cuentas bancarias. Entonces, Bárcenas ya era gerente del PP. Un año más tarde, en el ejercicio en el que fue nombrado tesorero, como sucesor de Álvaro Lapuerta, deja de figurar como administrador pero sigue haciéndolo como perceptor, con poderes en cuentas bancarias y como representante, las mismas funciones que en 2011, según expone Hacienda.

Según el PP, Bárcenas dimitió provisionalmente de su cargo de tesorero en julio de 2009. El 19 de abril de 2010 abandonó su acta en el Senado y fue entonces cuando pactó el cobro de un sueldo con Mariano Rajoy y Javier Arenas, lo que Cospedal calificaría más tarde como “una indemnización en diferido en forma simulación”. El trato preferencial al extesorero incluía chófer, secretaria, despacho en Génova 13 y asistencia jurídica.

Luis Bárcenas es el único que aparece en el listado de la Agencia Tributaria con amplios poderes. Decenas de personas figuran como autorizadas en cuentas bancarias del partido, pero no suman los conceptos de “representante de P.J”. Las siglas posiblemente se refieren a “persona jurídica”, que en este caso sería el Partido Popular.

Ni siquiera su antecesor, Álvaro Lapuerta, figura como representante: solo se anota como perceptor y autorizado en cuentas, (igualmente hasta 2011). Lapuerta ha sido citado hoy ante el juez Pablo Ruz para aclarar si es su firma la estampada en los papeles de Bárcenas que recoge la presunta contabilidad b del partido. Su declaración ha sido retrasada en varias ocasiones, por lo que no se descarta que este lunes el extesorero alegue problemas de salud.

Ruz tomó la decisión de citarlo en la Audiencia Nacional después de que médicos forenses emitiesen dos informes, en junio y septiembre, sobre su estado de salud. El extesorero, de 86 años, no reúne “las condiciones necesarias para realizar una declaración compleja ante la autoridad judicial”. Sin embargo el juez valora que desde que Lapuerta pasó por el juzgado, el 19 de marzo de este año, las circunstancias del caso han variado considerablemente, en especial por las declaraciones del propio Bárcenas que admite la autoría de los papeles con la participación activa de Lapuerta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información