Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU se querella contra el PP por destruir los discos duros de Bárcenas

La formación aprecia una "probable y posible comisión" del delito de encubrimiento

Luis Bárcenas, tras una comparecencia ante el juez.

Izquierda Unida, Los Verdes y la asociación Justicia y Sociedad han presentado este jueves una querella contra el Partido Popular y su actual tesorera, Carmen Navarro, por la "probable y posible comisión" de un delito de encubrimiento relacionado con la destrucción de los discos duros de los ordenadores del extesorero de la formación Luis Bárcenas.

"En los hechos relatados en la presente querella aparecen acciones de una indudable gravedad, máxime cuando diferentes responsables, representantes o empleados de un partido político han podido realizar delitos contra la administración de justicia. Sin perjuicio de ulterior calificación jurídica, la conducta descrita puede ser constitutiva del siguiente delito:Encubrimiento y daños informáticos penados respectivamente en los artículo ", señala el escrito, apelando a los artículos 451.2 y 264.1 del Código Penal. La querella se ha presentado ante la titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, Esperanza Collazos, en favor de la que se inhibió Pablo Ruz.

Frente a la versión del PP de que los discos duros de los dos ordenadores (un Macintosh y un Toshiba) fueron destruidos para ponerlos al servicio de "un nuevo trabajador del partido", IU destaca que "no cabe duda de que existen elementos materiales e indiciarios para sostener que en el seno del Partido Popular se han producido actos de destrucción de diferentes elementos probatorios, en especial los archivos contenidos, por lo menos, en un ordenador utilizado por Luis Bárcenas así como las agendas de los extesoreros del partido, incluso como otros de ocultación de pruebas".

El escrito insiste también, relacionando esta acción judicial con la investigación del caso Bárcenas, en actos "que podrían tener una incidencia determinante en el conocimiento de una estructura de financiación ilícita y opaca a un partido político por parte de empresarios contratantes de la administración pública, estructura que pudiera venir funcionando desde hace más de veinte años y que se sustentaría en una serie de prebendas políticas tipificables como delitos de cohecho o tráfico de influencias; todo ello sin obviar la posible ocultación o destrucción de pruebas que pudieran desvelar diferentes delitos de índole fiscal, contable o electoral producidos en el seno del Partido Popular".

La querella, de 32 páginas, sustancia la presunta responsabilidad penal de Navarro en el hecho de que como tesorera y gerente del PP. "No cabe duda del conocimiento que tenían los responsables del Partido Popular, y desde luego su actual gerente y tesorera, de la investigación que se estaba desarrollado en el Juzgado Central de Instrucción nº 5", señala el texto.

Más información