Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno evita disculparse por inflar el fraude del paro y recurre al ‘caso ERE’

Cayo Lara: “¿Vicepresidenta podría usted vivir con 426 euros y además que la criminalicen?"

Santamaría responde acusando a los socialistas de defraudar 1.000 millones

La tensión ha subido a límites muy altos durante unos minutos en el Congreso por el enfrentamiento entre la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a propósito del fraude en el desempleo. El objetivo político de los socialistas ha sido dejar en el pleno del Congreso la exigencia a la vicepresidenta de que pida perdón a los desempleados por haber dicho que medio millón de perceptores defraudan, cuando los datos oficiales sitúan el fraude en 5.833. La respuesta de la vicepresidenta ha sido la de atacar a los socialistas con el caso del ERE de Andalucía. “Hay que tener osadía parlamentaria después de estar incursos en un fraude de 1.000 millones de euros y con 120 imputados muchos de ellos socialistas”. El fraude conocido ahora por la juez Mercedes Alaya se sitúa en 150 millones.

Los socialistas protestaron con mucho ruido durante minutos y el enojo se manifestó durante toda la sesión de control. Los distintos diputados socialistas, entre ellos Elena Valenciano, Inmaculada Rodríguez Piñero y Antonio Trevín, aprovecharon sus preguntas para criticar a la vicepresidenta por su respuesta, y porque abandonó el pleno nada más intervenir. “Estamos ante Novia a la fuga”, señaló Trevín al ver salir a Santamaría. Y la rueda continuó con el resto de los diputados socialistas. “Es inadmisible que la vicepresidenta se haya ido sin responder”, continuó el socialista Román Ruiz Llamas.

Todo empezó el viernes pasado cuando la vicepresidenta cifró en un 20% el fraude en el desempleo y que se traduce en medio millón de personas. Ese dato le salía tras sumar y aglutinar situaciones muy diversas cuando la realidad es que ese fraude detectado no llega a seis mil personas. “Con ustedes se han destruido un millón de empleos, han endurecido los requisitos para acceder al subsidio, han bajado la tasa de cobertura de desempleo al 62% y usted el viernes utilizó datos falsos para criminalizar a los desempleados y convertirlos en delito. Después de cinco días de esta ignominia le exijo una rectificación y una disculpa”. Esta ha sido la intervención inicial a la que la vicepresidenta ha respondido con que su gobierno hace cumplir la ley, además de recordar que ya dedica 29.400 millones de euros a cubrir el desempleo.

La situación se ha encrespado enormemente cuando la vicepresidenta ha aludido a unas declaraciones del socialista Valeriano Gómez de 2011, según las cuales, aseguró que había un 25% de fraude en el desempleo. Es mentira, dijeron varios diputados socialistas en sus intervenciones toda vez que el presidente del Congreso, Jesús Posada, no le dio la palabra al exministro cuando intentó responder a la vicepresidenta. “Al final de las preguntas le dará la palabra”, anunció Posada. Hasta tanto los compañeros de Gómez le defendían en sus intervenciones y atacaban a la vicepresidenta.

“No me puedo creer que acuse de trabajar en B, usted, cuando debe responder sobre cuántos de sus compañeros han estado cobrando en B por el partido. ¿Puede usted explicar desde cuándo han compatibilizado el doble sueldo? Si no le queda tiempo, emplee el próximo viernes tras el Consejo de Ministros en responder y sobre todo explíquelo a los parados a los que está acusando falsamente”, ha concluido Rodríguez.

La contraofensiva de la vicepresidenta ha ido por el fraude de los ERE de Andalucía pero nada sobre la pregunta en concreto. “Es una osadía aprovecharse de la desgracia personal de los desempleados para hacer demagogia y es parlamentariamente temerario que usted hable de fraude cuando en sus filas se están investigando mil millones de fraude y 120 imputados, muchos socialistas”, ha sido la respuesta de la vicepresidenta para abandonar después su escaño.

No ha podido escuchar la vicepresidenta al ausentarse al portavoz de Izquierda Plural, Cayo Lara, a quien le ha respondido Fátima Báñez, también con los ERE. “El Gobierno protege a los parados, mejorando sus posibilidades de trabajo y creando condiciones para que haya empleo y los protege cumpliendo la ley”. Lara ha calificado de “muy grave” que la vicepresidenta criminalice a los parados porque “ellos no tienen cuentas en Suiza, ni se hacen leyes de amnistía para ellos y muchos cobran de 426 euros. ¿Podría la vicepresidenta vivir con 426 euros, y qué pensaría si además la llaman delincuente?. Los delincuentes están en otro lugar, ha afirmado el portavoz de Izquierda Plural". Este ha sido el alegato de Lara. “Menos demagogia y más lucha contra el fraude”, ha respondido Báñez, que ha pedido a Cayo Lara “el mismo celo para atacar el fraude de los ERE en Andalucía”

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información