Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marisol Yagüe: seis años de prisión

El tribunal condena a la exalcaldesa a pagar multas de más de dos millones de euros por cohecho pasivo, alteración de precios y fraude. Queda absuelta por malversación

La exalcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, llega a la Audiencia de Málaga para la lectura de la sentencia. EL PAÍS

"Ha sido un palo duro e injusto". Fue lo primero que dijo la exalcaldesda de Marbella Marisol Yagüe tras conocer la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga. Tendrá que cumplir una pena de seis años y nueve meses de prisión, con multas de más de dos millones de euros. El fiscal pedía para ella 16 años y una multa de 3,78 millones de euros. 

Yagüe fue elegida en 2003 para sustituir a Julián Muñoz al frente del Consistorio de Marbella, cuando Gil y su mano derecha, Juan Antonio Roca, decidieron impulsar una moción de censura para sacar a Muñoz del Ayuntamiento. La condenada gobernó durante tres años el municipio con la misión de sacar adelante el Plan General de Urbanismo.

Las cuatro partes de la condena

El tribunal la condena como "autora criminalmente responsable de un delito continuado de cohecho pasivo" a la pena de dos años de prisión, inhabilitación para el desempeño de cargo público durante cinco años y multa de dos millones de euros, con arresto personal sustitutorio de dos meses en caso de impago.

Dentro de la Operación Portillo, que investiga el supuesto pago de 390.000 euros por parte de la empresa Autobuses Portillo al fallecido concejal de Transportes de Marbella Victoriano Rodríguez a cambio de una concesión, el tribunal condena a Yagüe como "autora comunalmente responsable de un delito de cohecho pasivo". Por ello la condena  añade "un año de prisión", e inhabilitación de cuatro años y multa de 300.000 euros "con arresto personal sustitutorio de dos meses en caso de impago". Sin embargo la pena de prisión "queda embebida", en la anterior.

La tercera de las condenas a Yagüe está en relación con las operaciones con Ismael Pérez Peña, empresario burgalés que suministraba vehículos al ayuntamiento y que admitió el pago al cerebro de la trama Juan Antonio Roca, de 180.000 euros. En el sumario de la causa figura que este delito resultó ser una de las operaciones "más burdas apreciadas en este Caso Malaya pues se observaba hasta que punto se retorcía la función pública en aras a intereses espurios y particulares de los procesados", para el uso privativo de coches de alta gama, como un Rolls Royce. Yagüe es condenada por malversación a nueve meses de multa con una cuota diaria de 10 euros e inhabilitación durante 18 meses. Además, dentro de esas operaciones el fallo condena a Yagüe a dos años de prisión por "alteración de precios en concurso público" y multa de 18 meses a razón de 10 euros.

Por último, y en relación con las operaciones de la promotora inmobiliaria Aifos, que según la Fiscalía Anticorrupción pagó cantidades millonarias  por convenios urbanísticos que permitían una mayor edificabilidad que la prevista en el Plan General, Yagüe es condenada a dos años por fraude por firmar los convenios. Se suma una inhabilitación para cargo público de ocho años.

Yagüe, sin embargo, ha quedado absuelta de los delitos de malversación, prevaricación, apropiación indebida y fraude por haber firmado varios convenios urbanísticos y por el caso de la permuta de un edificio institucional. En cuanto a las costas, deberá abonar una parte de las mismas.

Más información