Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dirigente del PP solo respondió al aguado interrogatorio del fiscal

Anticorrupción apenas incidió en los ingresos injustificados y en los cuatro delitos fiscales

Las primeras palabras de Carlos Fabra ante el micrófono a través del que responden los acusados fueron para anunciar que solo respondería a las preguntas del fiscal. Ni a la Abogacía del Estado, personada para reclamar el dinero supuestamente defraudado, ni a la acusación popular, que ha sido la que ha insistido, a lo largo del proceso, en la existencia de los delitos de tráfico de influencias y cohecho.

La Fiscalía Anticorrupción tenía la oportunidad de hacerle responder ante el tribunal, pese a su derecho a mentir, por cada uno de los documentos incluidos en la causa. Son papeles que reflejan gestiones que denunció el propio Ministerio de Agricultura que, en un informe interno, reflejó cómo la empresa del amigo de Fabra trataba de “conseguir sus autorizaciones supliendo las deficiencias de las documentaciones exigibles mediante visitas a todas las autoridades del ministerio (de este Gobierno y de los anteriores)”. “Recordarás que estuve en tu despacho acompañando a Carlos Fabra (...) y hablamos sobre la autorización de un pesticida”, dice otro de los escritos dirigidos al ministerio e incluidos en el sumario. Pero el fiscal apenas pasó por encima.

Incluso más aguado fue su interrogatorio, de poco más de una hora, sobre los cuatro delitos fiscales detectados por Hacienda. El fiscal se achicó en la primera pregunta, a la que Fabra contestó refiriéndose a los informes de los peritos como los de “sus peritos”, después de que su defensa haya pedido que estos no sean considerados como tales. El informe pericial señala, entre otros muchos, diez ingresos diferentes, de 3.000 euros en efectivo, realizados en solo dos días y sobre una misma cuenta. Pero el fiscal solo le preguntó por un caso con tres operaciones, de las que Fabra solo dijo que no podía explicarlas porque algunos ingresos los hacía su chófer.

“Cuando alguien tiene la cantidad de préstamos que yo tenía, realmente es por necesidad de pagar algo o hacer algún reintegro a otro banco porque me vencía un préstamo. Y así he funcionado yo toda mi vida, siempre funciono igual, incluso ahora”, fue la única explicación que dio el dirigente del PP sobre las más 17.000 operaciones analizadas por los peritos.

Más información