El Rey: “Otra vez al taller. Podéis venir de mecánicos si queréis”

Don Juan Carlos recibe este martes, antes de ingresar, a los nuevos embajadores El Monarca mantiene su agenda hasta pocas horas antes de la operación

El Rey ha querido apurar hasta el final su agenda de actividades antes de ser operado este martes en el Hospital Universitario Quirón (Madrid) de la cadera izquierda. Este lunes, en una audiencia en La Zarzuela a los presidentes de las Cámaras de Representantes y de Consejeros del Reino de Marruecos con motivo de su asistencia al II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí, don Juan Carlos se mostró animado a pocas horas de la intervención. Entró muy sonriente en el salón, caminando con dos muletas, miró a los periodistas y volvió a utilizar su metáfora favorita para quitar hierro a sus frecuentes entradas en el quirófano: “Después de las audiencias, otra vez al taller. Podéis venir de mecánicos si queréis”, dijo.

El Rey dejó las muletas a su ayudante y esperó de pie a los invitados, que venían acompañados de los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García-Escudero, y el embajador marroquí en España, Ahmed Ould Souilem. Con este último, don Juan Carlos comentó, en francés, que el monarca alauí, Mohamed VI, le había llamado precisamente esa mañana para interesarse por su salud y desearle una pronta recuperación.

El Rey, durante la recepción de la tarde.
El Rey, durante la recepción de la tarde.LUIS SEVILLANO

Don Juan Carlos recibirá este martes, horas antes de la intervención, a 16 nuevos embajadores: los de EE UU, Líbano, Macedonia, Nueva Zelanda, Portugal, Gambia, Guinea, Guinea Ecuatorial, Irak, Suiza, Polonia, Luxemburgo, Vietnam, Finlandia, Catar y Malta.

Normalmente, la presentación de las cartas credenciales de los embajadores se realiza en el Palacio Real, pero esta vez, para facilitar el acto al Monarca, será más breve y en La Zarzuela.

La presentación de las cartas credenciales de los nuevos embajadores será el último acto público del Rey antes de pasar por el quirófano por quinta vez en apenas año y medio. Una infección en el tejido que rodea la prótesis que le colocaron en noviembre del año pasado es el motivo de esta nueva intervención. Miguel Cabanela, jefe de cirugía reconstructiva en la Clínica Mayo de Rochester (Minessota, EE UU), dirigirá la intervención.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Don Juan Carlos permanecerá ingresado entre cuatro y siete días. Cabanela estima el tiempo de recuperación entre dos y seis meses, dependiendo de si finalmente realizan la intervención quirúrgica en una o dos fases, algo que no sabrán hasta que “abran” al paciente. Una vez en quirófano, Cabanela sabrá si lo más conveniente es colocar primero una prótesis provisional recubierta de antibiótico para sustituirla por otra permanente en una segunda intervención o si no es necesario y pueden hacerlo de una vez. El cirujano estima entre el 92% y el 94% el porcentaje de éxito si la operación se hace en dos fases y todavía mayor si es en una.

Más información
El Rey elige un centro privado para operarse la cadera
Una recaída del Rey en plena remontada
La “mala suerte” del Monarca

Durante las primeras cuatro o seis semanas, don Juan Carlos necesitará antibiótico intravenoso, lo que le tendrá “más atado a casa”, explicó Cabanela, pero a partir de las seis semanas después de la intervención su capacidad motora será mayor. En cualquier caso, la Casa del Rey duda de que pueda asistir a dos de sus compromisos más importantes del año: la Fiesta Nacional y la Cumbre Iberoamericana, los próximos 12 y 18 de octubre, respectivamente.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS