Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía marroquí impide a un centenar de subsaharianos acceder a Ceuta

En Melilla, diez sin papeles intentan colarse pero solo tres logran cruzar la frontera

La Delegación de Gobierno confirma que 600 subsaharianos esperan al otro lado de la valla

Ampliar foto
Efectivos de la Policía Nacional en la valla fronteriza de Ceuta.

La Gendarmería marroquí ha evitado la mañana de este miércoles que un grupo de unas cien personas alcanzara la línea fronteriza de Ceuta y consiguiera pasar a territorio español. En Melilla, pese a los numerosos avistamientos de inmigrantes subsaharianos en los alrededores de la valla, solo un grupo de diez ha alcanzado a dar el salto, en la zona de acantilados de Aguadú, de los que únicamente tres han pasado la verja.

Un día después de que medio millar de personas saltara en masa las fronteras de los dos enclaves españoles en África en la que ha sido la mayor oleada desde 2005, las autoridades melillenses relacionan esta situación con la "buena" actuación de la policía fronteriza marroquí. "Hay muy buena coordinación con ellos. Cuando se produce un avistamiento, les avisamos y se ponen manos a la obra", ha declarado a este periódico el delegado del Gobierno.

Tanto en Ceuta como en Melilla se temía que los cientos de personas que no consiguieron entrar el martes volvieran a intentarlo el miércoles. La valla de Melilla, aún con varias chaquetas dejadas atrás colgando de la alambrada que quedó destrozada, ha vivido una jornada de tranquilidad.

Pese a que la delegación del Gobierno ceutí, donde el intento se ha vuelto a producir en el espigón del Tarajal, negó el martes que se hubieran producido heridos durante el paso a nado de 91 subsaharianos, la Cruz Roja, que actúa a petición de las autoridades tras los asaltos, asegura que ha atendido a más de 80 personas de las que seis tuvieron que ser trasladadas al hospital.

En el lado marroquí, el servicio de cirugía del hospital de Castillejos —la localidad colindante con Ceuta— asegura que este miércoles han ingresado 24 subsaharianos heridos frente a los 57 del martes, de los que cuatro tenían huesos de las piernas y las manos fracturados. La mayoría de heridas fueron provocadas por caídas en el agua, sobre las rocas, aunque los doctores hablan también de golpes de piedra en la cara.

Fuentes de la Delegación de Gobierno han informado de que unos 600 subsaharianos continúan al otro lado de la valla esperando las mejores condiciones para cruzar la frontera ceutí. Se encuentran al otro lado de la valla, en los montes cercanos y que pertenecen a Castillejos, donde vivían algunos de los que han cruzado ya.