Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Infanta devolvió al Rey 100.000 euros menos de lo escriturado

La Zarzuela difunde el documento ante notario para mostrar que no fue una donación

pulsa en la foto

La Casa del Rey ha hecho pública la escritura ante notario del préstamo que el Monarca hizo a su hija menor, la infanta Cristina, en 2004 por 1,2 millones de euros, para desmentir, como apuntaba la defensa del exsocio de Iñaki Urdangarin Diego Torres que se trataba de una donación —sujeta al pago de impuestos— en lugar de un préstamo.

La escritura, ante el notario Joaquín M. Rovira Perea, realizada el 23 de diciembre de 2004 en Madrid, especifica las condiciones del préstamo para la adquisición de la vivienda de los duques de Palma en Barcelona, conocida como el palacete de Pedralbes: sin intereses, a devolver en un plazo de 23 años, con tres de demora y a partir de entonces —2008— mediante pagos anuales de 50.000 euros hasta 2018 y de 70.000 hasta 2028.

Doña Cristina no cumplió. El informe que Hacienda envió al juez del caso Nóos, José Castro, revela que la Infanta solo devolvió al Rey 150.000 euros cuando tenía que haberle devuelto a su padre 250.000, es decir, que durante tres años, doña Cristina no pagó al Monarca las anualidades correspondientes.

Don Juan Carlos prestó el dinero a su hija mediante dos transferencias urgentes por 600.000 euros cada una realizadas, según la escritura, desde “cuentas particulares” del Rey. Doña Cristina debía devolver el dinero, según las condiciones establecidas, “en el domicilio del acreedor”. La cantidad que don Juan Carlos prestó a su hija equivale a su sueldo de cuatro años —el Rey tiene una asignación de los Presupuestos Generales del Estado de 292.752 euros para 2013—.

El lunes, en cuanto se conoció, a través del informe de Hacienda enviado al juez, el préstamo que el Rey había hecho a su hija, la defensa de Torres aportó nuevos correos electrónicos sobre la compra de la casa que señalaban que no se había tratado de un préstamo, sino de una donación, que sí está sujeta al pago de impuestos. La Casa del Rey ha hecho pública la escritura ante notario para demostrar lo contrario.

Los duques de Palma invirtieron 5,8 millones para comprar el palacete de Pedralbes, de 1.100 metros cuadrados, en 2004, y supuestamente otros tres millones más en reformas en años sucesivos.

El informe que los inspectores de Hacienda enviaron al juez Castro tras analizar, entre otras, la cuenta conjunta de los duques de Palma, reveló, además, que a los tres meses de recibir el préstamo del Rey, el matrimonio Borbón-Urdangarin realizó a su vez, un préstamo de 400.000 euros a Diego Torres y a su mujer para que estos adquirieran su vivienda habitual. El exsocio del duque de Palma les devolvió el dinero con dos cheques por 340.000 y 60.000 euros el 27 de julio de 2005 .

Más información