Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUAN KARLOS IZAGIRRE | Alcalde de San Sebastián

“Estamos dispuestos a hacer gestos hacia las víctimas continuamente”

Sobre los carteles con presos de ETA: “Hay que aceptar que haya reivindicaciones de todo tipo”

Juan Karlos Izagirre, alcalde de San Sebastián.

Juan Karlos Izagirre (San Sebastián, 1963), lleva dos años al frente del Ayuntamiento donostiarra. Medio mandato en el que el alcalde de Bildu ha tenido que aprender a lidiar con una oposición (PSE, PP y PNV), que suma 19 de los 27 concejales. Los tres partidos no han dejado margen de respiro al equipo de Gobierno abertzale.

Pregunta. ¿Se considera una persona polémica?

Respuesta. No.

P. Si se atiende a la oposición, cualquier decisión que toma tiene alta probabilidad de convertirse en polémica.

R. Busco el acuerdo y el consenso continuamente. La polémica no depende de uno, sino del entorno.

P. Anuncia la celebración de un foro por la paz en San Sebastián y automáticamente levanta el recelo de la oposición. PSE y PP no van a participar.

R. Una conferencia para, desde el ámbito local, construir la paz no solo no debería crear polémica, sino que debería crear ilusión. Cualquier aportación que se haga para construir la paz, la normalización y la convivencia debe ser bien acogida por todos.

P. ¿Está Euskadi en paz?

R. La paz no es la no violencia, la paz se construye todos los días. La paz es un construir continuo en la convivencia.

Hablar de presos políticos es totalmente respetable”

P. ¿Qué camino queda por recorrer?

R. Como referencia tengo las conclusiones de la Conferencia de Aiete, esa hoja de ruta que marcaba cinco puntos y que todavía está por realizar. Cada institución tiene mucho que aportar sin esperar a que otros, en ámbitos superiores, tomen decisiones. Hay camino por hacer y estamos trabajando para que ese camino se haga a un ritmo más rápido.

P. ¿Están todos los partidos trabajando con la misma intensidad?

R. No me gustaría entrar en ese debate. Hay un sector que ha dado pasos y otro igual no los ha dado. La sociedad exige que todo el mundo dé pasos.

P. ¿Tiene el PP una posición inmovilista?

R. Me gustaría un PP que aporte en positivo. Me entristece un poco que critique a los que aportan.

P. ¿Qué experiencia puede aportar San Sebastián al foro que propone?

R. En estos dos años en este Ayuntamiento se han visto muchos guiños, mucho diálogo, encuentros entre políticos de ideologías diferentes que hasta hace poco eran prácticamente imposibles.

P. Alguno de esos partidos le ha pedido gestos de acercamiento hacia las víctimas de ETA.

R. Por primera vez el año pasado se organizó un homenaje a todas las víctimas del conflicto en el que intervinieron todos los partidos de este Ayuntamiento. El discurso es claro: se ha sufrido mucho, hay muchas víctimas y todas merecen un reconocimiento. Nosotros estamos trabajando para que así sea y estamos dispuestos a hacer gestos continuamente.

Un foro local sobre la paz no debería crear polémica, sino ilusión”

P. Un homenaje en el que por su parte no hubo ninguna mención expresa a ETA.

R. Lo que buscamos fue que prevalecieran los gestos consensuados y eso supone limitar mucho los discursos de uno y de otros, y a veces incluso evitar el discurso.

P. Otra polémica. El Ayuntamiento impulsa la redacción de informes semestrales sobre los presos de ETA y el delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, lo recurre.

R. Es un error. Hay unos ciudadanos donostiarras a los que se le está aplicando la dispersión, o que tendrían que estar en la calle por haber cumplido tres cuartos de su condena o están enfermos. Hace poco se llevaron a unos jóvenes que están en la cárcel por hacer política. Hemos decidido que vamos a informar de su estado y ver hasta donde se están vulnerando sus derechos humanos.

P. Eran ocho jóvenes de Segi a los que el Tribunal Supremo ha condenado en firme por pertenencia a ETA.

R. El Supremo dirá eso, pero en este país la ciudadanía sabe que esos chavales están en la cárcel por hacer política. Es una obviedad; pertenecían a una asociación política juvenil.

P. También ha causado bastante controversia el uso de la palabra “política” acompañada de otros términos, como “presos”.

R. Uno puede optar por no utilizar determinado vocablo o adjetivo, pero por que otros lo utilicen no debería crearse polémica. La consideración de presos políticos es totalmente respetable y quien no lo comparta, que no utilice ese término.

P. Hay quien considera que el uso de la expresión preso político pervierte la memoria de los casi 45 años de terrorismo que ha vivido este país.

R. Sinceramente, no sé que otro término se puede utilizar para Arnaldo Otegi.

P. ¿A usted qué camino le queda por recorrer?

R. Todos tenemos que recorrer este camino. La organización de la conferencia en octubre es aportar y hacer camino. A mí, por supuesto, me queda mucho y no tengo ningún problema en decir que todos tenemos mucho por hacer.

P. Hay quien dice que usted es un alcalde jatorra (campechano).

R. [Sonríe]. No sé... El término jatorra me parece bonito, pero no sé con que sentido lo dicen. Espero que la política no me cambie. No sé si tendrá que ver con que sea médico; siempre me ha gustado estar con la gente.

P. En uno de sus primeros actos como alcalde, cuando bailó por San Juan, hubo numerosísimos carteles con rostros de presos.

R. La reivindicación en la calle es totalmente legítima. Hay que aceptar que hay reivindicaciones de todo tipo. Estamos aquí para responder a lo que se reivindica. A mí también en el pleno me reivindican cosas y lo acepto.

Más información