“Siempre hay margen de mejora para la seguridad”

Ignacio Barrón, presidente de la comisión creada tras el accidente, es ingeniero de caminos, canales y puertos

La comisión creada por el Ministerio de Fomento para analizar el sector ferroviario español tras el accidente de Santiago de Compostela que costó la vida a 79 personas ha recibido el encargo de elaborar, en el plazo de seis meses, un informe que incluya las recomendaciones que se consideren pertinentes. Esta comisión, de carácter técnico, no analizará concretamente lo sucedido en Santiago -para eso hay un órgano específico que ya está trabajando, la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF)- sino que hará un estudio global del sector del ferrocarril.

La comisión está formada por 10 personas, nueve hombres y una mujer, junto a un secretario que es representante del Ministerio de Fomento. Se trata de ingenieros en activo y catedráticos de Universidad, en su mayoría. El presidente, Ignacio Barrón, es director del departamento de Viajeros, Alta Velocidad y Estaciones y coordinador para Latinoamérica de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC).

"Nos parece oportuno hacer estos planteamientos dentro de un sector tan complejo como el del ferrocarril", ha declarado Barrón tras la primera reunión de la comisión, celebrada esta mañana en el ministerio. Aparte de los 10 miembros estables, el presidente ha declarado que en el informe colaborarán tantos expertos como se considere necesario y representantes de Renfe y Adif.

Más información

"Margen de mejora siempre hay", ha declarado ante los periodistas. "Pero también hay que ser razonables con las fórmulas para mejorar las cosas atendiendo a los medios existentes. No todas las ciudades de España pueden tener metro, por ejemplo. En general, el sistema ferroviario español tiene un alto nivel". En esta primera reunión, los miembros de la comisión han organizado el trabajo. Se reunirán una vez al mes a partir de ahora hasta concluir el informe, cuyas conclusiones no serán vinculantes.

Aunque no se analice el accidente de tren del pasado 24 de julio, la valoración, que entregarán en febrero de 2014, sí incluirá un análisis de los sistemas de seguridad existentes y de los modelos de señalización y frenado automático. El convoy de Santiago, que no podía superar los 200 kilómetros por hora, no contaba con un sistema que controlara de forma automática la velocidad en ruta y que pudiera frenar si el maquinista se excedía. Por ello, Fomento ya informó el viernes pasado de que Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Fomento) iba a poner en marcha este tipo de control y frenado automático en tramos de riesgo. En la curva del accidente ya se ha llevado a cabo esta modificación mediante un sistema de balizas.

Sobre la firma

Mónica Ceberio Belaza

Directora adjunta de EL PAÍS, responsable de fin de semana y de la organización de la Redacción. Especializada en temas sociales y jurídicos, contó en exclusiva los encuentros entre presos de ETA y sus víctimas. Premio Ortega y Gasset 2014 por el especial 'En la calle, una historia de desahucios'. Licenciada en Derecho y en Ciencias Políticas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción