Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Nunca se pregunta por la militancia porque damos por hecho que no la hay”

La socialista que ‘examinó’ a Cobos señala el ocultamiento ante el Senado

Carmen Silva, exsenadora socialista.

Francisco Pérez de los Cobos solventó, en 35 minutos, su paso por la comisión de nombramientos del Senado, de la que salió designado como magistrado del Tribunal Constitucional por el cupo que corresponde a la Cámara alta. Pérez de los Cobos fue propuesto por el PP, pero el convulso proceso de renovación del alto tribunal provocó que, después de tres años de retraso, los partidos mayoritarios, PP y PSOE, llegaran a un acuerdo que provocó que su designación pasara en 2010 sin turbulencias, sin preguntas, sin ningún tipo de cuestionamiento.

Ni el informe de los letrados (previo al debate sobre su idoneidad) ni el acta de la comisión de nombramientos del Senado hace referencia a su militancia en el PP. “Nunca se pregunta por la militancia porque damos por hecho que no hay militancia”, señala ahora Carmela Silva, la entonces senadora del PSOE que formaba parte de esa comisión. “Lo normal es que hubiese sido él mismo el que, aunque fuera legal, expusiera su militancia”, añade. “Cuando él no informó, es porque era consciente de que no era muy adecuado”, apunta.

En aquella sesión, celebrada el 6 de octubre de 2010 (cuando el ahora presidente del Constitucional aún pagaba sus cuotas de afiliación al PP), no se pudo constatar la militancia de Pérez de los Cobos “porque hubo ocultamiento”, mantiene Silva.

“El Grupo Socialista considera que usted es idóneo para formar parte del Tribunal Constitucional”, dijo entonces la senadora socialista sobre el candidato que proponía el PP. Ahora, después de conocer su militancia de Pérez de los Cobos, considera que “hubiera tenido repercusiones, porque nos hubiésemos planteado si era adecuado”, afirma.

Ninguno de los portavoces de los cinco grupos (PP, PSOE, Entesa, CiU y Grupo Mixto) presentes en la comisión hizo preguntas al candidato. Todos le felicitaron, incluso, quienes se abstuvieron en la votación que, con 240 papeletas a favor, 7 en contra y 16 abstenciones permitieron que pasara el trámite de la designación por parte del Senado. “Lo habitual es que haya un posicionamiento y preguntas al candidato pero consideramos no hacerlas porque había un acuerdo y era fundamental nombrar a los nuevos magistrados”, justifica Silva.

“Sabemos que va a ser de muchísima utilidad para las labores que ha de desarrollar en el futuro el Tribunal Constitucional”, dijo entonces el hoy presidente del Senado, Pío García-Escudero, respecto al candidato.

Otro de los presentes en la comisión fue el senador de Entesa Carles Bonet, de Esquerra Republicana de Cataluña, que hizo alusión al partido que le proponía. “Usted ha sido propuesto por un grupo parlamentario, con las connotaciones políticas que eso conlleva”, dijo Bonet. “Por ello, también querría que tanto usted como todos los miembros del Tribunal Constitucional trabajaran no solamente por la Constitución y por la concepción territorial en ella inmersa del Estado, sino por una despolitización —que se ha producido— del Tribunal Constitucional, para el que —repito— usted no ha estado entre las propuestas de las comunidades autónomas. Estas son mis reflexiones. No sé si tendrá algo que aclarar o comentar”, añadió en su intervención. Pese a este ofrecimiento Pérez de los Cobos no aclaró, comentó ni desveló su militancia en el PP.