Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda niega agujeros negros

"No cabe lugar para la especulación sobre lo ocurrido. Se trata de un error administrativo"

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha comparecido esta mañana ante los medios para tratar de esclarecer el embrollo de las fincas atribuidas a la Infanta. La Agencia Tributaria vinculó a la hija del Rey con 13 operaciones de venta de inmuebles realizadas en tre 2005 y 2006 por un importe de 1,4 millones de euros en un informe remitido al juez del caso Noos, José Castro.

El responsable de Hacienda ha reconocido este martes un "error humano" de la Agencia Tributaria. "En aquella época (entre 2005 y 2006) se hacían algunos procedimientos de forma manual", ha precisado Ferre que ha añadido que uno de esos fallos se debió a que uno de los intervinientes en las operaciones inmobiliarias atribuidas a la Infanta comenzaba por 14. Casualmente, el DNI de la hija del Rey es el 0000014Z. "A partir de 2007 se introdujo el automatismo en el procedimiento, la carga de datos se produce de forma automática y se vinculan los DNI a uyn niombre y apellido".

El Ministerio de Hacienda difundió anoche martes un comunicado en el que reconocía que había cometido dos errores en la 13 fincas atribuidas a la Infanta. Los otros 11 fallos aseguran que se deben a errores en la transmision de datos procedentes de registradores y notarios. Fuentes del ministerio admiten que desde hace casi dos semanas, cuando se conoció el caso de las fincas, aún no han contactado con los cuerpos de registradores y notarios para tratar de esclarecer porqué se produjeron esos errores.

Hacienda asegura que no existen agujeros negros en el control de la Agencia Tributaria de ningún contribuyente ni de ningún NIF: Ni de la Casa Real ni de nadie, remarcan. E insisten: No hay ningún NIF en una caja negra para no ser controlado. Fuentes de los funcionarios de la agencia explican que la información fiscal de algunos contribuyentes están protegidos por diferentes niveles de seguridad en la base de datos de la Agencia.

Fuentes del ministerio no descartan que cuando se detectaron las operaciones inmobiliarias relacionadas con la Infanta se verificasen, se comprobasen que no eran ciertas y se descartara. Detallan que la información errónea podría haber permanecido hasta ahora porque no pueden modificarla. Insisten en que la Agencia no puede modificar los datos remitidos por terceros. La información aportada por terceros como notarios, tráfico, eléctricas solo puede ser modificada por esos agentes, según remarcan las mismas fuentes ministeriales que justifican que es una garantía de no manipulación de información.

Hacienda considera que podría haber errores del mismo tipo en la base de datos de la Agencia Tributaria. Recuerdan que desde 2007 el procedimiento se hacía manualmente y los DNI no estaban vinculados con un sujeto con nombre y apeliidos.

El secretario de Estado ha querido zanjar el revuelo sobre las fincas. "No cabe lugar para la especulación sobre lo ocurrido. Lamentamos que hayan ocurrido imputaciones indebidas. Se trata de un error administrativo". Ferre ha explicado que con cáracter general cuando se remiten datos a los juzgados y tribunales no se verifica la información proporcionada por terceros (registradores, notarios, tráfico...) que figura en sus bases de datos en virtud de un convenio firmado en 2010 con el Consejo General del Poder Judicial. El responsable de Hacienda ha explicado que "hay que desvincular la información fiscal que se utiliza para los borradores de la que se utiliza como indicios para investigaciones de inspección aportadas por terceros".