Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro: “Pido disculpas a la Casa del Rey por el error sobre la Infanta”

El ministro de Hacienda: “No estoy en condiciones de darles explicaciones... Espérense"

Afirma que el fallo no ha afectado a la investigación judicial: "Es un error administrativo"

El PSOE exige "explicaciones y responsabilidades por "una situación esperpéntica"

Rajoy y Montoro, este miércoles en el Congreso.

Cristóbal Montoro se enfrentó este miércoles públicamente al enredo de la venta de fincas atribuida a la infanta Cristina por un supuesto error del Agencia Tributaria con su DNI. Pero, lejos de deshacer el ovillo, el ministro de Hacienda aprovechó una breve comparecencia en el Congreso de los Diputados para lanzar tres mensajes. En primer lugar, pidió perdón a la Casa del Rey. Acto seguido, aseguró que el fallo “no perjudica la calidad del proceso judicial”, en referencia a la investigación de José Castro, juez instructor del caso Nóos.Montoro insistió, además, en que no puede aclarar las dudas y las circunstancias en las que se produjo esa atribución.

“No estoy en condiciones de darles explicaciones sobre hechos concretos... El resultado de una investigación determinará el origen del error. Espérense a la investigación”. Esta fue la respuesta del titular de Hacienda, que dio la cara a los cinco días de que su departamento entregara al juez un informe basado en la información de cuatro registros de la propiedad y de notarios.

“Lo ocurrido sencillamente es un error de procedimiento administrativo. Es lamentable que se produzca y en ese sentido me corresponde pedir disculpas en primer lugar a la Casa del Rey”, admitió. No obstante, Montoro limitó sus explicaciones a la teoría del fallo con el DNI de la hija del Rey: “Se produce un error en la carga de los datos y, a partir de ahí, en el traslado a la vía judicial”.

El ministro tampoco logró apuntar alguna hipótesis. “Técnicamente, no sé cómo se ha producido”, reconoció antes de enfatizar: “No vean fantasmas volando; son errores puramente administrativos. Decir que no se producen esos errores es no estar en ese mundo”. Por esta razón, mantuvo, “existe el encargo de que no se vuelva a repetir”, y para ello se ha puesto en marcha una investigación interna que, en su opinión, arrojará luz sobre lo ocurrido.

Mientras tanto, las palabras de Montoro no avanzaron, en lo sustancial con respecto al comunicado que el martes emitió su departamento. En esa nota, el ministerio ya admitía oficialmente el fallo y se escudaba en que los técnicos del ministerio manejan “un volumen de información ingente”. Un día después de esquivar a los periodistas en el Senado, Montoro volvió a esgrimir esos “millones y millones de datos” y la complejidad de su gestión. Además, trató de transmitir una imagen positiva de la Agencia Tributaria, “una de las mejores del mundo y de las más eficientes”, lo que refleja preocupación por el menoscabo en la imagen de esa institución.

Desazón, malestar y desconcierto por la mera posibilidad de que se produjera ese error, de forma reiterada, son precisamente algunos de los sentimientos que cunden en las filas del PP y entre algunos miembros del Gobierno. Montoro, uno de los ministros más locuaces, estuvo desaparecido durante días, como si quisiera desentenderse de este asunto. Esta circunstancia sorprendió a varios dirigentes populares y el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, le exigió aclaraciones al considerar que era “evidente” que su departamento no ha había ofrecido “suficientes explicaciones”. Y este miércoles el propio Mariano Rajoy se dirigió a Montoro, ya en el hemiciclo, en una breve pero llamativa conversación antes del control al Gobierno.

Durante la sesión, el titular de Hacienda aprovechó su respuesta a la diputada socialista Carmen Sánchez para asegurar que “no hay política” en el informe de la Agencia Tributaria. Más tarde, insistió en rechazar este tipo de lectura. No lo ve así el PSOE, que exigió “explicaciones” y “responsabilidades políticas” por “una situación esperpéntica digna de una república bananera”. Para el portavoz socialista en la Comisión de Hacienda, Pedro Saura, el ministro debe comparecer en sede parlamentaria para dar “explicaciones a todos los contribuyentes españoles”. “Nunca se ha puesto más a los pies de los caballos a la Agencia Tributaria”, lo que en su opinión genera “una merma de la credibilidad pública preocupante para el Estado”. El diputado de IU Ricardo Sixto afirmó que “ve muchos fantasmas en las respuestas de Montoro”, mientras que CiU, a través de Josep Sánchez Llibre, se limitó a pedirle un informe “exhaustivo” de la Agencia Tributaria sobre todos sus errores y sus consecuencias para los contribuyentes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información