Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una caja olvidada más de dos años

La carpeta con la factura fue hallada en 2011 en una nave de Francisco Correa

Ampliar foto
Correa y su esposa llegan a la boda en El Escorial.

El sumario del caso Gürtel recoge cómo en enero de 2011, hace más de dos años, la policía se pasó casi seis horas en el almacén que la red dirigida por Francisco Correa tenía en un polígono industrial de Alcorcón (Madrid) y que utilizaba para guardar desde las sillas y las traseras de los actos que montaba a dirigentes del PP, hasta documentación de todas sus actividades. Diez policías, un secretario judicial y un técnico de la Intervención General del Estado comenzaron a abrir nueve cajas atestadas de legajos el 25 de enero de 2011 a las 9.30 de la mañana. Entre esas cajas, la policía encontró una carpeta dedicada a la boda de Alejandro Agag con Ana Aznar, hija del expresidente del Gobierno. Hasta ese momento, la investigación del caso no había descubierto ninguna actividad de la trama corrupta relacionada con la boda de Agag. Tan solo eran conocidas las relaciones de amistad que mantenía Correa con el yerno del expresidente e incluso la presencia del propio jefe de la red Gürtel en la boda.

Otros legajos incluyen documentación de las empresas de la red Gürtel relacionada con varios ministerios (Justicia y Fomento, al menos) de la etapa de Gobierno de Aznar.

De aquella documentación tan solo se conocen, dos años después, algunos detalles del supuesto trato de favor que la red Gürtel tenía en AENA, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, durante la etapa de Francisco Álvarez-Cascos al frente de ese departamento. De hecho, el juez mantiene imputados a dos antiguos cargos de AENA por un supuesto trato de favor a la trama corrupta a cambio de dinero.

Correa admitió en su declaración ante el juez Garzón que una de las cuentas que tenía su grupo empresarial era con el Ministerio de Fomento, gracias a su relación de amistad con Cascos.

Los agentes hallaron también aquella mañana de enero de 2011 una carpeta con el título “VISITA DEL PAPA 3 y 4-05-03”. La fecha no corresponde a la visita del Papa a Valencia en junio de 2006, donde la red corrupta logró un contrato millonario a través de una empresa pantalla (Teconsa), sino a los actos del viaje a Madrid en mayo de 2003, cuando el papa Juan Pablo II celebró una misa de canonización en la plaza de Colón.

Más información