Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE vuelve a prometer la revisión de los acuerdos con la Iglesia

Rubalcaba: "Si la ley Wert sale como está, cambiaremos los acuerdos con la Iglesia cuando gobernemos"

 REUTERS-LIVE

Es, al menos, la tercera vez en un año que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anuncia que su partido va a pedir la modificación de los acuerdos con la Santa Sede (que dan a la Iglesia católica un trato privilegiado). Lo hizo en el congreso federal de 2012 en el que fue elegido, lo hizo cuando el Gobierno adelantó la reforma de la ley del aborto y hoy lo ha vuelto a hacer, a cuenta del proyecto de ley de Educación -la ley Wert- aprobado el viernes por el Consejo de Ministros y que los socialistas consideran una regresión. "Si la derecha nos lleva a los 80, los socialistas nos sentimos legitimados para viajar a los 80 y revisar el acuerdo con la Santa Sede", ha dicho Rubalcaba durante su intervención en la jornada sobre "calidad de la democracia" organizada por el PSOE en Oviedo.

Como en las anteriores ocasiones, el secretario general no se ha puesto un plazo para llevar a cabo ese compromiso. Aunque ha concretado algo importante: si el PSOE da el paso, ha afirmado, la posición [sobre la Iglesia] será "irreversible" y la mantendrá cuando vuelva al Gobierno.

"Si la Ley Wert deja la educación como esta en el proyecto [de ley], plantearemos formalmente la revisión de ese acuerdo con la Santa Sede. Y si el PSOE hace eso, ya nunca más dejará de hacerlo. Será una posición irreversible del partido. Si cuestionamos ese acuerdo en el Parlamento, lo haremos para siempre y lo cambiaremos [el concordato] cuando gobernemos", ha subrayado Rubalcaba.

Aunque el secretario general no lo ha aclarado en su discurso, un portavoz oficial del PSOE ha especificado después en qué caso dará el partido el paso de pedir la revisión de los acuerdos con la Iglesia: será si en el texto final de la Ley de Educación se mantiene "el punto que dice que la asignatura de Religión computa para notas y concesión de becas". "Esta es, después de la reforma laboral, la segunda gran reforma que cambia las reglas de juego. La Iglesia ha ganado. Es la reforma que mas consenso ha logrado de todas, pero en contra. Es pura ideología. Pero tiene fecha de caducidad", ha dicho Rubalcaba, antes de lanzar este mensaje a las editoriales: "No cambien los libros de texto, que esta ley va a durar muy poco.