Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “Ni las políticas de Zapatero, ni las de Rajoy; las de Rubalcaba”

Rubalcaba y Durán no tiran la toalla y piden al presidente que convoque a los partidos

CiU, PNV, UPyD,, y Grupo Mixto piden acuerdos ante la situación de extrema gravedad

Cayo Lara insta al presidente a dimitir y convocar elecciones “para que deje de sufrir”

No tirán la toalla; al menos algunos. Apenas había un resquicio para la esperanza de que del debate de hoy saliera una oferta de pacto del presidente del Gobierno. Y no ha salido pero el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le va a enviar al presidente el documento con sus propuestas, y una metodología para abordar el diálogo. Además, le ha pedido desde la tribuna que les convoque, que lo intente,como va a hacer con los sindicatos y los empresarios el próximo día 16.Idéntica petición le ha hecho el líder de CiU, Josep Antoni Duran Lleida.

Con estos emplazamientos sin respuesta ha terminado el debate en el que la oposición no ha podido estar más lejos del presidente del Gobierno. Los portavoces han visto en el presidente una actitud y un ánimo impropio de quien gobierna un país con seis millones de parados y situaciones sociales dramáticas. Por eso, la petición insistente, e inútil, de que se aborde un cambio de políticas que, en efecto, deben pasar por convencer a Bruselas de que toda la UE debe poner en marcha políticas de crecimiento. Pero hay medidas que el Gobierno ha tomado que no las impone nadie, por ejemplo, la reforma laboral. Rubalcaba ha pedido su derogación y tras él, la mayoría de los portavoces.

"¿De qué país ha hablado Mariano Rajoy?, le ha empezado por preguntar el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba tras escucharle. Nada que ver con la percepción que Rubalcaba tiene de España, “enfadada y desesperanzada“.  Descripción de la España que ve Rubalcaba, críticas a las medidas que ya están en marcha y consejos de que cambie, y para ello, imprescindible hablar con la oposición. “Busquemos un acuerdo para repartir con justicia los costes de la crisis. Sé que es difícil, pero creo que merece la pena intentarlo”, le ha dicho Rubalcaba. Y llegó la explosión del líder socialista tras esuchar al presidente una y otra vez que no iba pactar "políticas equivocadas". Las llamadas al diálogo del político socialista las despachaba el presidente con alusiones a las políticas del gobierno anterior, que Rajoy las hace directamente responsables de la España de hace año y medio, y de la de ahora. Es decir, todo lo que propone Rubalcaba remite a la herencia de Zapatero.  "Señor Rajoy, ni la política de Zapatero, ni la de Rajoy, la de Rubalcaba", le ha respondido en tono fuerte. 

Rubalcaba ha empleado una parte de su discurso en rebatir los datos del presidente, mostrarse extrañado por las apreciaciones de Rajoy,  al presentar un plan de estabilidad muy pesimista, y al tiempo sostener que no hay necesidad de cambiar el rumbo. No hay datos que inviten ni al optimismo ni a la esperanza, a juicio del líder del PSOE. Rubalcaba ha tomado las previsiones que el presidente ha enviado a Bruselas y le ha recordado que habrá 1.300.000 parados más a final de la legislatura; que no habrá crecimiento y aún así, dice que no hay nada que cambiar. Pero sí hay que cambiar le ha dicho Rubalcaba, como pide también el resto de la oposición. Cambios en la política europea y en la política española. “Deberíamos ser capaces de salir de aquí con acuerdos”, ha dicho Rubalcaba. “No me diga que lo que proponemos es volver al pasado porque usted sabe que es falso”, se ha defendido, ya que sus propuestas de subvencionar empleos para que no haya despidos con cargo a empresarios y Estado pero con una reducción de salario al disminuir también el tiempo de trabajo, es una propuesta de nuevo cuño. No ha querido perder la ocasión para pedir al presidente que retire la reforma laboral con datos de pérdida de puestos de trabajo porque esta ley solo sirve “para facilitar el despido”. “Usted dice que quiere hacer una valoración de la ley, hagámosla aquí, y en la OIT.”.

Pero por qué tanta resistencia a intentar un cambio de política, se ha preguntado Rubalcaba. Éste ha recordado al presidente que él ya defiende otra politica en Europa. “Cuando usted se reúne con el presidente italiano y le dice que hay que hacer otra política de empleo, eso es un cambio, aunque usted no lo llame así; cuando usted dice en Europa que hay que hacer políticas de crecimiento, eso es un cambio, y si usted traslada esas peticiones a Europa, le vamos a apoyar. Desde aquí le renuevo nuestro apoyo a la política europea”, le ha dicho Rubalcaba. Ahora se trata de buscar dinero para la financiación en Europa, citando las posibilidades que, a su juicio, ofrece el MEDE, y el BEI.

En política española “hay margen, poco, pero hay un pequeño margen” para cambiar en sanidad, educación y políticas sociales. Un ejemplo, el inmigrante muerto por tuberculosis al no haber sido atendido y esto empezó con la eliminación de la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares. “Retire esa norma y restituya la atención sanitaria universal”, también le ha solicitado el político socialista.

Ya sabía Rubalcaba que el presidente le iba a reprochar que hasta ahora no le ha apoyado en nada y tenía preparada la réplica de que lo que propone el Gobierno no es dialogar o pactar sino apretar el botón del sí, no o abstención a los decretos - leyes que presenta, sin negociación previa. En estos días el gobierno repite que los socialistas rompieron la negociación sobre los impagos de hipoteca y desahucios. “Había acuerdo pero ustedes no querían cambiar la ley hipotecaria y nosotros sí; después ustedes la han cambiado”, le ha dicho.

Le ha querido hablar el líder socialista de  la España “triste, desesperanzada y enfadada con los políticos”, que debería impulsar al Goerno a buscar un acuerdo con el resto de las fuerzas políticas. "Deberíamos intentar hacer el esfuerzo de estudiar cómo salimos de la crisis y hablar de salarios, de beneficios, y de la España que queremos que salga de esta crisis”. Por obligación Rubalcaba le ha pedido intentar un acuerdo pero en su solicitud, en tono humilde, nada vocinglero, se ha notado el peso del discurso del presidente poco proclive a aceptar propuestas diferentes a las suyas. Aún así, la petición ha quedado: “ Sé que es difícil pero creo que merece la pena intentarlo”.

Con toda claridad, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha dado muchas razones para justificar la necesidad que hay de “un pacto de Estado”, y lo mismo ha hecho Rosa Díez de UPyD. . Con idéntica claridad el coordinador general de IU, Cayo Lara, le ha instado a que dimita, convoque elecciones y “deje de sufrir”. Pero antes de llegar a la petición de pactos el presidente del Gobierno ha tenido que soportar un auténtico chaparrón de críticas y reproches al estimar que para reducir el déficit ha tomado decisiones “cuando se pueden tomar otras”, y no con recortes en servicios esenciales, como le ha dicho Rosa Díez y Cayo Lara. Ambos, como hizo el PSOE, piden también la derogación de la reforma laboral. Muchos portavoces han hablado de “hambre y empobrecimiento”, en la España de 2013. La invitación de Rajoy a la oposición para que se unan a sus reformas, han sido respondidas negativamente porque no han sido escuchados previamente. Ha habido un llamamiento general a que se una a Francia, Italia y Portugal, y “plante cara a Alemania” porque solo con recortes, sin políticas de crecimiento, solo se mantendrá la recesión.

Josep Antoni Duran Lleida. “La gente no quiere vernos peleando sino juntos, quiere un pacto de Estado y eso es posible”. El portavoz de CiU pide al presidente que “por obligación” convoque a los grupos políticos e intente pactar. Muchas medidas ha esbozado Duran para la dinamización de la economía, como la reducción de los costes salariales de “todo empleo que se consiga el próximo año”. El acceso al crédito a las pymes, autónomos y familias, es otra de las propuestas.

Cayo Lara. En un tono muy crítico, duro, y con enorme consternación, ha descrito situaciones reales de ciudadanos como apoyatura a sus argumentos. Parados jóvenes, desempleados mayores de 50 años sin esperanza de encontrar trabajo, afectados por los recortes en los servicios sociales.. “El Gobierno está matando la esperanza colectiva de un país que no merece que se le gobierne con tanta insensibilidad y desprecio”. Lara ha pedido al presidente que “dimita, convoque elecciones y deje de sufrir tomando medidas que no le gustan”.

Rosa Díez, le ha pedido “un gran pacto por el Estado ante el estado de emergencia de España por acumulación de graves prácticas”. Las reformas que quiere UPyD pasan por un proceso constituyente por el que se redistribuyan las competencias: un Estado federal con alta descentralización política pero con un gobierno central con amplias capacidades para garantizar la igualdad de los españoles. Cambio de la reforma laboral. “La gente no puede soportar más sufrimiento; ya hay hambre y empobrecimiento de la clase media”. Díez le ha acusado de “esconderse, tirar la toalla y esperar a que escampe”.

Aitor Esteban: “Señor Rajoy, discrepamos de sus decisiones porque usted ha decidido tomar la línea recta” y así no se avanza. “¿Pero dónde va a recortar usted más, ya no es posible?”, le dice el portavoz nacionalista que cita los recortes que figuran en las previsiones enviadas a Bruselas. Esteban recoge el guante de la invitación de Rajoy a que se sumen a las reformas gubernamentales. “Ya le hemos dicho que no puede ser en educación, ni en reforma local, ni en la unidad de mercado, entre otras, porque no escucha a la oposición”. El consejo de Esteban es que haga una alianza con Francia, Italia y Portugal, para decir a Alemania que no pueden seguir con esta política que solo lleva a la recesión, al haber políticas de crecimiento, solo recortes. “Plante cara, saque una pancarta y en tienda de campaña si hace falta, hasta que le escuchen”.

El resto de los grupos políticos, dentro del Grupo Mixto, han lamentado la ausencia de autocrítica; el lanzamiento de un contrato de adhesión y no aceptar la posibilidad de hacer otra política. Además desde sus diferentes perspectivas han hablado de la situación precaria, cuando no desesperada de muchos españoles sin que el presidente admita que puede hacerse otra política. Así lo han expresado Alfred Bosch de ERC, Pedro Quevedo de Coalición Canaria-Nueva Canaria; Olaia Fernández Dávila del BNG, Rafael Larreina de Amaiur , Joan Baldoví de Compromís-Equo y Uxúe Barkos de Geroa Bai.  También ha sido muy crítico el diputado de Foro Asturiano, Enrique Álvarez Sostres. El único apoyo de la oposición lo ha tenido del diputado de Unión del Pueblo Navarro, Carlos Salvador, que ve logros en la política del Gobierno. Decepción, en la oposición. No hay cambio de rumbo, ha dicho el presidente.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >