Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Contra el alcalde de Torrelavega (Cantabria)

Un juez no ve delito en un escrache pues estaban “legitimados” para manifestarse

El alcalde de Torrevalega había denunciado a los que se manifestaron ante su domicilio

Rechaza la denuncia al considerar que no hubo amenazas ni violencia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrelavega (Cantabria) ha acordado el sobreseimiento de la denuncia presentada en Comisaría el pasado 19 de abril por el alcalde de la localidad, Ildefonso Calderón, contra los autores de un escrache en su domicilio, al considerar que no hubo amenazas ni violencia y que estaban legitimados para manifestarse.

El regidor municipal había denunciado a los integrantes del piquete que a última hora de la tarde del pasado 18 de abril "acosó" su domicilio "asustando" a su familia y vecinos. Con esta acción, llevada a cabo por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, Calderón se convirtió en el primer político víctima de un escrache en la región.

Sin embargo, el Juzgado no aprecia indicio alguno de que se cometiese delito o falta de injurias, amenazas o coacciones, ya que, según lo manifestado en la denuncia, los denunciados no profirieron insultos ni amenazas, ni hacia el alcalde, ni hacia su familia.

Además, el auto judicial destaca que "como destacado militante y cargo político electivo del partido que apoya al Gobierno de la Nación" (PP), el alcalde debe tener en cuenta que los artículos 20 y 21 de la Constitución --derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica y sin armas-- "legitiman" a las personas denunciadas para manifestarse contra los deshaucios en cualquier lugar público, como puede ser la calle o "ante la puerta de su domicilio".