Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pons: “La contabilidad del PP no tiene nada que ver con los papeles de Bárcenas”

Los populares niegan financiación ilegal pese a las coincidencias de las donaciones

El PSOE exige al PP “explicaciones” ante las nuevas pruebas del caso

Ana Mato asegura que el partido ha dado todo tipo de explicaciones

El PP niega tajantemente haberse financiado ilegalmente pese a que la contabilidad interna remitida a la Fiscalía Anticorrupción y a la Audiencia Nacional registra todo los ingresos por donaciones empresariales -salvo uno- que recogió el extesorero Luis Bárcenas en los cuadernos manuscritos durante casi dos décadas. Después de la petición de explicaciones del PSOE por la financiación del partido, la dirección del PP ha salido a los pasillos del Congreso para desmentir y rechazar las acusaciones de financiación ilegal.

Lo ha hecho Esteban González Pons, vicesecretario de Estudios y Programas del partido mayoritario. “La contabilidad del PP responde exactamente a lo que la ley le exige y le exigía. Y no tiene nada que ver con los supuestos papeles del extesorero Luis Bárcenas”. A toda pregunta de los informadores el dirigente popular reiteraba la misma declaración, con algún añadido pero con el mismo argumento de fondo. “El PP nunca se ha financiado ilegalmente; su financiación es legal y no tiene nada que ver con los papeles de Bárcenas y no nos cansaremos de dar explicaciones a los jueces y ante la opinión pública. Se han enseñado las cuentas, las auditadas y las que aún no ha auditado el Tribunal de Cuentas. No nos vamos a cansar de explicarnos”, ha concluido. 

A pesar de que ahora las coincidencias tanto en las fechas como en las cantidades, avaladas por el cruce de datos de la investigación, la cúpula siempre ha mantenido oficialmente el mismo mensaje. Esto es, "los papeles de Bárcenas no es la contabilidad del PP" y solo hay una contabilidad del partido, la oficial, aunque la formación se negó a dar a EL PAÍS sus cuentas para cotejarlas con los papeles. "La contabilidad del PP es única, transparente, limpia y ha sido sometida todos los años a la auditoría del Tribunal de Cuentas", llegó a decir el pasado 31 de enero, el mismo día de la publicación de la contabilidad, la propia secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal.  

La dirección del PSOE había acusado directamente esta mañana al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y a la secretaria general de ese partido, María Dolores de Cospedal, de mentir en torno a los papeles de Bárcenas y les ha exigido explicaciones inmediatas y convincentes.

El secretario de Relaciones Institucionales, Antonio Hernando, ha destacado también en los pasillos del Congreso que los apuntes sobre donativos de empresas recogidos en la contabilidad interna del PP, que el partido remitió al juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional y a la Fiscalía Anticorrupción, coinciden en fecha e importe con las anotaciones de los manuscritos del extesorero del PP publicados por EL PAÍS.

"Lo que pone de manifiesto la contabilidad oficial del PP es que los llamados papeles de Bárcenas son ciertos”, ha señalado el dirigente socialista, por lo que ha apuntado que  Rajoy "'no estaba diciendo la verdad", cuando aseguró de los papeles que todo era falso "salvo alguna cosa", porque ahora se ha demostrado que "todo es verdad, excepto alguna cosa". Tampoco decía la verdad Cospedal, ha considerado, cuando afirmó que esos papeles no eran la contabilidad oficial del PP.

Así las cosas, ha reclamado explicaciones "inmediatas y convincentes" al PP y ha considerado "inaudito" que ningún miembro de ese partido haya convocado a la prensa para, con las cuentas oficiales en la mano, explicar cómo se ha financiado esa fuerza política durante los últimos 20 años. Las sospechas de que hubo adjudicaciones de contratos públicos a empresas donantes del PP "se multiplican", ha opinado Hernando, quien recientemente presentó una batería de preguntas al Gobierno sobre este asunto.

Antes de que Pons se pronunciara en la Cámara baja, la única reacción de la dirección del PP había llegado directamente de la ministra de Sanidad y antigua responsable de Coordinación del partido, Ana Mato se  ha limitado a asegurar este jueves que el PP ha actuado con "absoluta transparencia" en el caso Bárcenas y que ha dado todo tipo de explicaciones sobre las cuentas en negro reflejadas en los manuscritos del extesorero popular, Luis Bárcenas. Hasta el punto, ha asegurado la ministra en una entrevista en RNE, de que "ha colgado todas su cuentas en la página web" del partido. Eso, ha continuado, incluye "la auditoría que se ha hecho".

Sin embargo, la ministra ha obviado que el PP solo ha publicado resúmenes de sus cuentas sin detallar gastos e ingresos, que no permitían aclarar las partidas de gasto incluidas en los apuntes manuscritos del extesorero de los populares. Además, solo ha entregado esta documentación completa a la investigación judicial del caso, y tras la petición del juez. Esa información ha permitido advertir a los investigadores que las cuentas oficiales del PP registran las donaciones de los manuscritos de Bárcenas.

Mato también ha evitado referirse a que el PP ni siquiera ha logrado encargar la auditoría externa a la que se comprometió: el presidente Mariano Rajoy ordenó el pasado 21 de enero una "investigación interna profunda que será sometida a una auditoría externa" de toda la contabilidad del partido desde que nació el PP, en 1989. Pero ninguna consultora ha querido encargarse de estudiar sus cuentas. Las tres consultoras de primer rango requeridas para esa tarea (KPMG, Price Waterhouse y Deloitte) rechazaron asumirla. Los populares tampoco han presentado todavía todas las declaraciones de la renta de sus dirigentes prometidas por la dirección ese mismo día.

La transparencia de la que habla la ministra llevó al partido a no convocar una rueda de prensa en seis semanas, después de que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, definiera el supuesto finiquito del extesorero Luis Bárcenas con figuras jurídicas insólitas, según expertos laboralistas, como contrato "en forma de simulación” e “indemnización en diferido”.

Además, el presidente Rajoy solo ha comparecido en rueda de prensa cuando se ha visto obligado porque se reunía con un mandatario extranjero —ocasiones en los que las preguntas están limitadas— y las explicaciones las ha dado únicamente ante la cúpula de su partido, sin someterse después a las cuestiones de los medios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información