Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE aragonés aporta su propio plan de reforma constitucional

El texto, elaborado por cinco profesores de Derecho, apuesta por la eliminación del Senado

Se introducirían límites a la irresponsabilidad del Rey y al trato privilegiado de la Iglesia católica

El Partido Socialista de Aragón ha presentado hoy un documento —elaborado por cinco profesores de Derecho Constitucional de la Universidad de Zaragoza— con el que pretende asentar las bases para una reforma constitucional. Un documento más que se añade a los que el PSOE está manejando para conformar su propuesta final, que debe estar lista en verano. El texto asumido por los socialistas aragoneses se apoya en dos pilares fundamentales: la mejora de la calidad democrática y la reforma del modelo territorial, según ha explicado su coordinador, el catedrático Manuel Contreras Casado.

Contreras ha aclarado: "No se trata de abrir el melón —expresión que detesto— que ya se ha abierto dos veces, no se trata de abrir un proceso constituyente, se trata de respetar el esqueleto de un texto aprobado en 1978 para evitar que se esclerotice, como está ocurriendo". La sociedad de 2013, según el catedrático, ha experimentado un cambio radical, y eso ha llevado a un distanciamiento de los motivos que propiciaron un texto que hoy ya no se contempla de la misma manera. Esas son las bases para proponer estos elementos de debate, que pasan por la supresión del Senado y la apuesta por un Parlamento unicameral. "El Senado no sirve, se introdujo en la Constitución antes de crearse el estado de las autonomías, es caro e ineficaz". El texto propone sustituirlo por reuniones de las comunidades o conferencias de presidentes.

La mejora de la calidad democrática pasa, según el documento, por impulsar la iniciativa legislativa popular para el referéndum consultivo (de modo que esa potestad no solo la tenga el presidente del Gobierno, sino los ciudadanos y al menos dos grupos parlamentarios) y por el reconocimiento del derecho de deliberación ciudadana.

Otra de las palancas esenciales busca constitucionalizar el modelo de organización territorial, para lo que se pretende clarificar las competencias entre el Estado y las comunidades autónomas y mejorar el modelo de financiación, de forma que lo fije la Constitución y no esté sometido permanentemente a la negociación política. El texto propone hacer a las comunidades responsables del gasto a través de un modelo impositivo semejante al de Estados Unidos. El documento también plantea el reconocimiento constitucional de los municipios y las provincias como piezas organizativas del Estado, y no de las comunidades autónomas.

Otras propuestas de reforma pasan por incorporar como derecho fundamental la asistencia sanitaria —hoy no lo es—, o delimitar la irresponsabilidad e inviolabilidad del Rey a los actos realizados en el ejercicio de su cargo —excluyendo de este estatuto jurídico sus actos personales y de naturaleza privada—. El texto también se pronuncia en contra del uso arbitrario del derecho de gracia y propone eliminar el reconocimiento de la Iglesia católica del artículo 16.3 de la Constitución.

El documento se ha presentado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza a distintos colectivos sociales, empresarios y sindicatos. Javier Lambán, secretario general del PSOE de Aragón, ha dicho que el texto está ya en manos del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que no es un documento del PSOE de Aragón ni la seña de identidad con la que acudirán a la conferencia política del partido. "Es un texto elaborado con expertos con el que nos identificamos y que sienta las bases para un debate necesario", ha afirmado Lambán. El profesor Contreras ha incidido: "No pretendemos presentar una enmienda total a la Constitución, sino poner el foco en sus dos grandes problemas: la calidad democrática y el modelo territorial". Según ha dicho, se trata de acercar "un texto mejorado y actual" a las nuevas generaciones. Y ha remarcado: "Toda reforma de la Constitución exige una decisión política, es evidente, por eso pasamos el documento al PSOE, por si le puede ser útil. Se trata de crear un clima de consenso, pero el momento exige reformas".

Este documento se añade a otro elaborado por los socialistas andaluces, coordinado por el catedrático Javier Pérez Royo, y a otro más elaborado desde Valencia. Lambán ha insistido: "Es un texto de expertos que suscribimos desde aquí". Entre los profesores que lo han elaborado, Carlos Garrido, Enrique Cebrián, Pedro Luis Martìnez y Manuel Contreras, está la secretaria de organización de los socialistas aragonesas, Eva Sáenz Royo, doctora en derecho y profesora de Constitucional.