Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior se compromete a investigar la contratación del asesino de Yolanda

El ultra Hellín hace trabajos como asesor externo para las fuerzas de seguridad desde 2006 y ha participado en causas judiciales

Emilio Hellín Moro, el pasado febrero.
Emilio Hellín Moro, el pasado febrero.

La familia de Yolanda Fernández, la joven militante de izquierdas asesinada en 1980 por el ultraderechista Emilio Hellín, pidió ayer en el Ministerio del Interior la apertura de una “investigación oficial” sobre la contratación del asesino como asesor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado en materia forense desde el año 2006. Asier y Amaia, hermanos de Yolanda González; Alejandro Arizkun, pareja de la víctima en el momento del fallecimiento y Mar Noguerol, la compañera con la que compartía piso, se reunieron ayer en la sede del ministerio con el jefe de Gabinete del ministro, Javier Conde.

Según declararon los allegados de la joven, que tenía 19 años cuando fue asesinada, los responsables de Interior se compremetieron a investigar la actividad de Hellín en el Ministerio, que incluye la labor de peritaje en investigaciones que están judicializadas. “Ha sido una entrevista sosegada. Se han mostrado dispuestos a investigar este asunto y abrir un canal de comunicación con la familia”, afirmó Asier González.

Desde que EL PAÍS publicó que Hellín, condenado a 43 años de prisión (de los cumplió 14 con una fuga de tres años a Paraguay) trabajaba como asesor externo para Interior con una nueva identidad —Luis Enrique Hellín o Helling, según los casos— Interior ha afirmado que dará explicaciones sobre los cursos que el asesino impartió entre 2006 y 2011. Sin embargo, según la familia, ayer el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, no disponía de ninguna información nueva que ofrecerles.

Una “mano negra”

Tampoco recibieron, según su testimonio, ningún tipo de disculpas por parte de Interior. “Ni las hemos recibido de este Gobierno ni de los anteriores”, señaló Asier González. “Nosotros somos solo una humilde familia que no quiere que esto vuelva a ocurrir”, añadió el hermano de la víctima.

Los familiares de Yolanda están convencidos de que “antes y ahora” existe una “mano negra” que desde el Estado trata de ayudar a Hellín. “Eso es lo más indignante para los demócratas”, afirmó Asier González. “Hay que esclarecer la actividad de Hellín no solo desde 2006, sino desde que salió de la cárcel, para que se conozcan los casos judiciales en los que ha participado y cuánto dinero público ha recibido”, pidió el hermano.

Más información