El Rey pasó por el hospital el miércoles para resolver una luxación de cadera

Don Juan Carlos se opera este domingo de una hernia discal

El Rey sufrió el miércoles pasado una luxación en la cadera izquierda, de la que tuvo que ser atendido en el hospital San José de Madrid por el traumatólogo Ángel Villamor. Don Juan Carlos acudió al centro sanitario porque “se sintió incómodo”. Los médicos comprobaron mediante radiografías que la luxación se debió a que “un mal movimiento” había desajustado la prótesis para cuya implantación había sido intervenido el 23 de noviembre en ese mismo hospital. El Rey volverá este domingo al quirófano (“al taller”, como el propio don Juan Carlos lo llama) para ser intervenido de una hernia discal en la zona lumbosacra de la columna vertebral.

La lesión que don Juan Carlos sufrió el miércoles pasado, cuya existencia fue comunicada este viernes, fue solventada mediante un simple movimiento de encaje bajo anestesia local, según la Casa del Rey, que asegura que se trató de “una cura sin relevancia”. El Monarca estuvo una hora en el centro sanitario y retomó su actividad normal, según la misma fuente.

“No tiene fin”

Justo el día antes de esta lesión, el Rey había recibido en el palacio de la Zarzuela a Paulo Sacadura Cabral Portas, ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, a quien, tras interesarse por su salud, le comentó: “Esto de las operaciones desgraciadamente no tiene fin”. Don Juan Carlos bromeó incluso con que la intervención del domingo sea “la última” a la que se somete por sus dolorosos problemas de huesos.

El Rey ingresará este domingo en la Clínica La Milagrosa de Madrid para ser operado ese mismo día de la columna, en la que será su séptima intervención quirúrgica en casi tres años y la cuarta en menos de un año. La operación la realizarán el doctor Manuel de la Torre Gutiérrez y su equipo. Cuando concluya la intervención, el propio De la Torre ofrecerá una rueda de prensa.

La operación tiene como objetivo la descompresión neurológica y la estabilización raquídea para solventar los problemas que le provocan al Rey la hernia discal en columna lumbosacra y la estenosis de canal que padece. La estenosis de canal es relativamente frecuente entre los mayores de 65 años. Produce dolor y adormecimiento de las piernas, lo que obliga a los afectados a detenerse cuando caminan unos metros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS