Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mato de Sepúlveda: “No soy responsable de lo que haga otra persona”

La ministra de Sanidad se niega a dimitir tras las noticias sobre Jesús Sepúlveda, su expareja

Arremete contra los socialistas por pedirlo en el Senado

La ministra de Sanidad, Ana Mato (PP), tenía un día duro en el Senado. Se enfrentaba a una batería de preguntas de los socialistas sobre los recortes en Sanidad y los pagos de la trama Gürtel a su exmarido, Jesús Sepúlveda, que hoy han vuelto a la palestra con un nuevo auto del juez Ruz. Dos asuntos alejados, pero que acabaron mezclados, lo que la ministra de Sanidad consideró en todo momento "una infamia". Mato dejó claro que no va a dimitir de ninguna de las maneras y, sobre todo, que no cree que tenga ninguna responsabilidad "por lo que haya podido o dejado de hacer otra persona". Aunque sea su exmarido.

Abrió fuego el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. Uniendo un tema con otro, le espetó a la ministra: "Usted debería presentar su dimisión en esta Cámara por no enterarse de lo que pasa en el jardín de su casa, en su garaje y ni en la sanidad madrileña", dijo. La respuesta fue la esperada, por repetida en los últimos días: "No me cabía duda de que usted señor Gómez se iba a acoger a la infamia y a la descalificación personal".

La segunda andanada vino de la senadora del PSN María Chivite, que le preguntó si no iba a hacer caso a las encuestas en las que el 83% considera que la ministra de Sanidad debería dimitir tras conocerse el último informe de la UDEF de la policía sobre las fiestas para sus hijos que habría pagado la red Gürtel como supuesta dádiva para su exmarido.

Y Mato respondió que no iba a dimitir y que lo que se dice no es verdad: "A ustedes no les importa ni les interesa la verdad y voy a dedicar mis esfuerzos a mejorar la "Sanidad y voy a cumplir con mis responsabilidades". Chivite no cejó en el intento: "No se engañe, señora ministra, usted no ha hecho  nada por la Sanidad pública". Luego le recordó que Mato fue la autora en 2009 del código ético del PP. "Pero", añadió, "usted hace caso omiso de lo que defendió. Se ve inmersa en una trama corrupta y mira para otro lado y pide esfuerzos a los ciudadanos con recortes de 7.000 millones de euros e impone copagos. Y, por favor", abundó, "no se escude en que es machista exigir su dimisión por lo que hace su  marido o exmarido". Y ahí fue cuando la ministra tomó algo más que distancia, cuando dijo eso de que no podía admitir que se le exigiesen responsabilidades por lo que hizo "esa persona", su exmarido.

Faltaba Mónica Almiñana Riqué, del PSC, que reclamó para la ministra "el Goya a la actriz revelación" justo antes de afirmar que "no a todo el mundo le aparece un coche en el garaje ni le pagan las fiestas". Nada. Mato volvió a la palabra que, junto a Sanidad, más utilizó en la sesión de control en el Senado: "No esperaba que usted también se sumara a la infamia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información